Norma Layón, ¡excelente candidata!…a ser la primera presidenta municipal de Morena destituida por inepta

Roberto Desachy Severino

Prepotente, grosera, déspota, etc, son algunos de los adjetivos calificativos más “suaves” que los sufridos vecinos de San Martín Texmelucan le ponen a su presidenta municipal, Norma Layón, emanada de Morena, quien avanza rauda y veloz como estupenda “candidata”… para ser la primera edilesa destituida por inepta.

    Norma Layón

Es tan mala la alcaldesa Norma Layón, que el domingo 10 de marzo, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador, viajaba hacia Puebla, fue detenido por un grupo de vecinos de Moyotzingo, quienes le pidieron –así de directos- que por favor “la quitara”, como lo narra mi compañero corresponsal Israel Tepox: Destituir a Norma Layón de San Martín Texmelucan, le piden vecinos de Moyotzingo a AMLO

Y no les faltan razones, porque desde mediados de octubre, cuando ella asumió el cargo, la muerte e inseguridad se han recrudecido en San Martín Texmelucan, mientras la edilesa anda “empoderada”, agrandada, organizando bailes y en la frivolidad absoluta: Puebla, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula, Izúcar…ayuntamientos morenistas requieren virajes urgentes

La sangre y el dolor se acumulan en este abandonado e importante municipio: de mediados de octubre del año pasado a enero del 2019 – ya con Norma Layón al frente del ayuntamiento- van 15 asesinatos, 316 robos a vehículos, además de extorsiones, violaciones, lesiones, entre otros delitos.

LA “OCURRENCIA”DE SER PRESIDENTA MUNICIPAL

Carente de preparación académica formal, la alcaldesa tampoco tenía trayectoria política o trabajo al interior de Morena, aunque sí la respalda un muy fuerte capital económico: el de su padre, José Layón, dueño del hotel Fiesta Inn de las Ánimas. Al parecer, los texmeluquenses pagan muy caro cada día el caprichito de la presidencia municipal de Norma: Fiesta Inn Puebla las Ánimas

   Norma Layón

Gente cercana a don Pepe Layón comenta –a manera de anécdota- que se hizo dueño de esa franquicia en Puebla por otro capricho: el de ser dueño de una discoteca en la zona de las Ánimas. Como le negaban el permiso de uso de suelo, no tuvo reparo en comprar el nombre de Fiesta Inn, para instalar en dicho hotel su lugar para bailar.

Hasta cierto punto, es normal que la edilesa de Texmelucan tenga un comportamiento frívolo y festivo en el ejercicio del poder, debido a que –cuentan allegados- su ex marido, Jorge Cesín, la sometió a un maltrato permanente durante el tiempo en que duró la unión y, quizás, ella ha encontrado la manera de “autocompensarse” y recuperar la diversión perdida.

El problema es que su incompetencia, incapacidad y falta de sensibilidad en el ejercicio del gobierno de Texmelucan les cuesta cada vez a los ciudadanos, como lo comprobó hace pocos días una familia baleada en Tlalancaleca, donde después fue dejada una narcomanta e incendiado un lote de autos: Incendian lote de autos donde rafaguearon a 6 integrantes de una familia de Tlalancaleca

¿Cuánta gente más de San Martín Texmelucan tendrá que morir, perder su patrimonio o sufrir extorsiones o lesiones hasta que la mayoría de Morena en el Congreso de Puebla se decida a revocarle el mandato a Norma Layón?…esperemos que no se tarden los 3 años de la administración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías