Claudia Rivera…el tiempo se le acaba

Roberto Desachy Severino

A estas alturas, seguramente a la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, a su segundo de a bordo, Javier Palou y demás ya les quedó claro que no es lo mismo ir a mítines, lanzar proclamas candentes y mentárselas a los gobernantes en turno que asumir la responsabilidad de ser autoridad en la 4ta ciudad más grande del país.

Gobernar no es grillar en redes sociales o ruedas de prensa, ni ponerse a bailar en la calle o estrenar tenis todos los días, sino dar respuestas, servicios y atención a millones de ciudadanos, que de manera permanente e inmediata exigen resultados al nivel de gobierno más cercano a la gente: el municipal.

Luego de más de un mes de asumir el control de Puebla capital, Rivera Vivanco ya debería asumir que NADIE GOBIERNA SOLO y que su equipo le ha fallado miserablemente, como lo demostró ella misma apenas 3 días después de asumir el cargo, cuando reconoció que nadie le había avisado del primero de los dos linchamientos mortales que, hasta el momento, acumula su administración: Especulación, lo del supuesto linchamiento en la central de abasto: Claudia Rivera

También deberían decirle que hay declaraciones y/o confesiones que, simplemente, un gobernante no puede o no debería hacer, como la que ella misma lanzó cuando reconoció que la inseguridad tiene rebasado a su gobierno: Presidenta de Puebla Claudia Rivera acepta que inseguridad la rebasó

SI NO PUEDES…RENUNCIA

Desde luego que queda claro que la inseguridad rebasó, por mucho, a Claudia Rivera y a su secretaria de Seguridad Pública, María de Lourdes Rosales, como lo ratificó el hecho de que en una misma semana tanto el arzobispo de Puebla como la cúpula empresarial del CCE se quejaron de la falta de resultados en este rubro:Claudia ya debe implementar estrategias de seguridad y contra el ambulantaje; ya es momento de resultados: CCE

Pero el hecho de que la edilesa admita públicamente que los delincuentes la tienen rebasada resulta desolador para los ciudadanos comunes y corrientes, además de que hace que cualquiera se pregunte “¿si no puede con la ciudad…por qué no renuncia?”.

Ya es bastante negativo para un presidente municipal de Puebla capital el que cada semana la máxima figura del catolicismo en el estado, el arzobispo, se queje de la inseguridad, como para que todavía salgan funcionarios – o la misma edilesa- a reconocer que no ha podido con el “paquete” de gobernar la 4ta ciudad más grande del país: Claudia Rivera debe estar preocupada por la inseguridad: arzobispo de Puebla

Se les acaba el tiempo a la alcaldesa y a sus colaboradores para generar en la ciudadanía la percepción de que hizo bien en elegirlos y que no se equivocó al votar por ella. Porque todavía le faltan 2 años y 11 meses al frente del ayuntamiento de Puebla, tiempo que puede ser muy breve para construir una carrera política por la gubernatura… o muy largo para que la gente soporte un mal gobierno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

66