Con resorteras y a patín del diablo, la manera en que el presidente Gustavo Vargas quiere “combatir” a la delincuencia en Huauchinango

Debate

Por Roberto Desachy Severino

¿En qué demonios se ha gastado Gustavo Vargas Cabrera, el presidente municipal morenista de Huauchinango, los más de 30 millones de pesos que su ayuntamiento recibió y/o destinó para el programa federal de fortalecimiento de la seguridad, Fortaseg, porque para los vecinos de la ciudad es claro que NO los destinó a la compra de patrullas y, tampoco, de equipo, armamento, capacitación, contratación de agentes, etc.

Urge que el Congreso local, la secretaria estatal de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral y el propio gobierno federal investiguen a fondo y pongan orden en el rubro de seguridad pública en Huauchinango, porque se está cayendo a pedazos, sin que el alcalde Vargas Cabrera se dé por enterado, mientras su secretario respectivo, Samuel Garrido Gaspar, se hace el occiso con tal de mantenerse en la chamba.

Fuentes al interior de la secretaría de Seguridad Pública del ayuntamiento huauchinanguense revelaron que apenas hay ¡3 patrullas en funciones para todo el municipio de alrededor de 70 mil habitantes!, debido a que el edil y su secretario, Garrido Gaspar, se niegan a arreglas las descompuestas en el taller conocido como el del “Gus Gus”.

Va para una semana que quedan 3 patrullas para todo Huauchinango, puesto que en lo que va de su administración el ayuntamiento ¡no ha comprado una sola!, pese a que en 2019 recibió 14 millones 966 mil 666 pesos en el programa Fortaseg, que un año después le dio otros 15 millones 415 mil 667 pesos, de acuerdo a datos oficiales del gobierno federal: Convenio FORTASEG 2019 Puebla

NI LLANTAS NI GASOLINA PARA LOS POLICÍAS

Pero la seguridad de los huauchinanguenses está lejos, muy lejos de ser una prioridad para el alcalde Gustavo Vargas Cabrera, pese a que el gobernador Miguel Barbosa sí ha promovido acciones de combate a la delincuencia todo el estado: Diario Oficial de la Federación

Gustavo Vargas Cabrera

El “presi” de Huauchinango tiene otros datos y trae por la calle de la amargura a su área de policía: No ha adquirido nuevas patrullas, tampoco les pone llantas nuevas a las que todavía sirven y apenas les da 30 o máximo 40 litros diarios de gasolina a los elementos para sus rondines por todo el municipio.

Otra pregunta que se hace la gente de la ciudad es ¿qué pasó con las 20 o 30 patrullas que dejó el anterior alcalde, Gabriel Alvarado Lorenzo?. Es importante añadir que los recursos del FORTASEG –que Vargas Cabrera recibió pero que no aparecen por ningún lado en el municipio- supuestamente deben usarse para equipamiento, capacitación, adquisición de unidades, contratación de nuevos agentes etc: Anexo Huauchinango

Ha sido tan malo el edil de Huauchinango que, de plano, ni Morena quiso lanzarlo como candidato a reelegirse y mejor postuló a alguien con nexos panistas, como Liliana Luna Aguirre, pese a que los dirigentes morenistas Édgar Garmendia y Carlos Evangelista no tuvieron el menor empacho en permitir que busquen su reelección otros presidentes municipales quemados, como Mario de la Rosa (Amozoc), Lupita Daniel Hernández (Cuautlancingo), Norma Layón (Texmelucan), Angélica Morales Alvarado (Huejotzingo), etc.

Otro grave problema para la seguridad en Huauchinango es la falta de elementos, porque Vargas Cabrera ha sido absoluta y sospechosamente omiso en el área de policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *