Militantes del partido le dieron la espalda a Raúl Barranco y revelaron sus excesos.

Un grupo de militantes del Partido Encuentro Social (PES) rompieron con el candidato a diputado local por el distrito de Izúcar de Matamoros Raúl Barranco Tenorio y se sumaron a Gerardo Islas Maldonado.

En conferencia de prensa que ofrecieron en un restaurante de dicho municipio, dieron a conocer su decisión al argumentar que el aliancista representa la mejor opción para la Mixteca.

También aprovecharon el encuentro para desenmascarar a Raúl Barranco, quien además de ser candidato es el actual líder estatal de su partido político.

Este grupo de personas no dudaron en revelar que Raúl Barranco enfrenta una serie de denuncias por despidos injustificados como el asentado con el número 720/2018 en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, pues corrió a personal del instituto político para poder meter a la nómina a su familia, entre ellas su esposa Isabel Cortés, quien además es candidata plurinominal a una regiduría en el municipio de Puebla.

Los inconformes estuvieron encabezados por Mirna Toxqui, quien fue secretaria de Comunicación en el estado; Luis Castillo, ex coordinador de municipios; Luis Ernesto Rojas, ex dirigente municipal del partido en la capital del estado; y Javier Tiberio, ex secretario general en el estado del PES.

Todos ellos dejaron en claro que tienen el control del 80 por ciento de la estructura del partido, incluso retaron a Rául Barranco a desmentirlos con pruebas de estructura reales. Esta fuerza -dieron a conocer- que desde el inicio de la campaña está sumada a la coalición "Por Puebla al Frente" de cara a las elecciones del domingo 1 de julio.


Los abusos de Raúl B.

En este encuentro con los medios de comunicación también narraron que se ha quedado con gran parte de las prerrogativas del PES, a tal grado que de la noche a la mañana aumentaron sus bienes, pues compró una casa en Lomas de Angelópolis y puso otras propiedades en esa zona y en los municipios de Coronango y Cuautlancingo a nombre de sus hijos y de quienes fueron sus parejas sentimentales.
Pero eso no fue todo, recientemente los trabajadores del Comité Estatal corroboraron que a pesar de que a ellos se les descontaron impuestos, él jamás los reportó ante la Secretaría de Hacienda, es decir, nunca pagó porque se quedó con ese dinero.


El robo a brigadistas

Los militantes del PES lamentaron que Raúl Barranco se haya apropiado del partido a tal grado que ha colocado a su familia en la nómina como a su actual esposa, quien a decir de los militantes inconformes, les roba una parte de su pago a los brigadistas, pues es ella su coordinadora estatal. Aunado a ello, logró colocarla en los primeros lugares de la lista de regidores plurinominales de la ciudad de Puebla.

Falso pastor, el "mercenario de la fe".

También señalaron que está manipulando a varios grupos con temas religiosos donde los obliga a hacer supuestos pactos delante de Dios, con el fin de acrecentar su dominio político, por lo que lamentaron que se comporte como un "mercenario de la fe" que sólo busca llenarse los bolsillos usando el nombre de Dios y practicando ritos aparentemente judaicos.

No es poblano, nació en Guerrero

De acuerdo con su acta de nacimiento, demostraron que no nació en Puebla, sino en la comunidad de Ticui Guerrero, razón por la cual desconoce no sólo la entidad sino también el distrito el cual quiere representar.

Más lujos

Raúl Barranco ha disfrutado del dinero destinado a su partido, a tal grado que sus más cercanos colaboradores revelaron que recientemente viajó a Europa en compañía de su familia, adquirió un auto Mercedes Benz y gusta de portar ropa de marca cuando en el pasado sólo tenía un traje y un par de zapatos.

Campaña a control remoto

Raúl Barranco, confiado del empuje que supuestamente le daría la coalición "Juntos Haremos Historia", se ha dedicado más tiempo a divertirse y a practicar tenis en el Club Britania Zavaleta, que recorrer el distrito en busca de votos, en donde no es conocido y acompañado sólo por tres personas.