La ex diputada federal y activista Violeta Lagunes Viveros, despotricó en contra la dirigencia estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a quienes acusó al líder estatal Gabriel Biestro Medinilla de ser "peor que narcos" y afirmó que "se traguen su regiduría".

En este tenor, descartó que su salía sea un “berrinche”, dado a que no pudo obtener la candidatura a la presidencia municipal por ese instituto político, por lo que aseguró que a pesar de que ya le habían dicho que no era favorecida en la encuesta, siguó adelante con ellos.

Dijo que incluso, invitó a gente a sumarse al proyecto, asimismo para que fueran tomadas en cuenta, aseverando que ninguna de esas propuestas no fue tomada en cuenta por parte de la dirigencia estatal.

Lagunes Viveros, comentó que no se respetaron los acuerdos, debido que le ofrecieron la tercera posición en la lista de regidores y después del registro de la planilla ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) la pasaron hasta el séptimo lugar.

Precisó que su lugar fue asignado a María Isabel Cortes Santiago quien es esposa del dirigente estatal del Partido Encuentro Social (PES), Raúl Barranco Tenorio, que fue postulado a diputado local por el distrito de Izúcar de Matamoros.

"No pedimos trato especial, muchas veces candidatos que vienen de organizaciones, entran directos sin someterse a un proceso, entramos a un proceso porque creímos en la limpieza de Morena, nosotros no buscamos a los partidos, ellos fueron quienes nos buscaron".

Confirmó que ella estuvo dentro de un proceso para la alcaldía de Puebla en donde no hubo favoritismos. No así para Claudia Rivera, quien nunca pidió licencia para dejar su cargo dentro del partido.