El dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Jorge Benito Cruz Bermúdez, confirmó las candidaturas de Roxana Luna Porquillo y Rosalío Zanatta Vidaurri a una diputación federal en Puebla y Ajalpan, así como también a Patricia Valencia Ávila para el de Huauchinango

Por lo que dijo que el sol azteca no recicla candidatos de otras fuerzas políticas, pero buscando entre su militancia a los perfiles más competitivos decidió recurrir a cuadros del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Acción Nacional (PAN).

Señaló que la selección de sus abanderados se realizó buscando entre sus militantes para darle la oportunidad de participar en esta elección concurrente en la que se renovarán todos los cargos de elección popular en Puebla.

Cuestionado por la designación de los dos ex militantes del PRI como sus abanderados a una diputación federal, respondió que la decisión se basó en la intención de generar un crecimiento en el porcentaje de votación en los distritos que les correspondió en el convenio de alianza.

Cruz Bermúdez descartó que en la designación de candidatos a diputados locales y federales haya habido una exclusión de algunas expresiones del PRD y aseguró que estás se llevaron a cabo por consenso de todos los consejeros.