La coordinadora de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso de Puebla, Silvia Tanús Osorio, dijo que la bancada del legislativo, no está debilitada a pesar de la baja de dos diputados que renunciaron a su militancia para buscar una candidatura en otros partidos políticos.

En este tenor, la congresista, dijo ser respetuosa de la decisión que tomaron sus ex compañeros, Sergio Céspedes Peregrina y Rosalío Zanatta Vidaurri, aunque manifestó no compartir su determinación de declararse diputados independientes mientras terminan de pactar sus candidaturas.

Aseguró que el trabajo legislativo de la bancada del PRI no tendrá ninguna afectación y mantendrán el mismo ritmo de trabajo en los meses que le restan a la LIX Legislatura de Puebla.

"Entiendo hasta cierto punto, pero no comparto su decisión, sin embargo, no puedo desearles éxito, les deseo que les vaya bien en su vida personal, tienen mi cariño porque nunca tuvimos un problema pero lamentablemente ahora somos adversarios políticos".

Asimismo, descartó que la ausencia de estos dos diputados haya sido el resultado de un abandono de parte de la dirigencia estatal y por el contrario consideró que ambos legisladores no supieron esperar los tiempos del partido para definir candidaturas.