Lunes, 12 Febrero 2018 13:37

Poblanos visitan la Basílica de Guadalupe

Escrito por Jorge Barrientos.

Cómo cada año y desde hace 127, peregrinos poblanos acudieron al santuario de la Basílica de Guadalupe, a visitar a la morenita de Tepeyac, y escucharon la misa que dió el Arzobispo de Puebla,Monseñor Víctor Sánchez Espinosa.

Miles de fieles de toda la arquidiócesis poblana, llegaron a pie, en bicicleta, a caballo, en autobuses, de manera particular o en grupo, llegaron hasta la Basílica de Guadalupe para “postrarse a los pies” de la Virgen de Guadalupe.

Durante su mensaje el líder de la Grey Católica, agradeció la presencia de cada uno de los presentes oriundos de todos los rincones de la entidad poblana, quienes visitaron “la casita del Tepeyac”.

“Acudimos al llamado de nuestra madre, que nos cubre con su manto y nos cobija en su regazo, para reencontrarnos con el verdadero Dios por quien se vive, nos hemos congregado en esta casita del Tepeyac cómo le llamamos y quizo que se le llamará a este lugar nuestra madre de Guadalupe”.

Esta peregrinación anual fue instituida en 1887 por el Obispo José María Mora y Daza por sugerencia del sacerdote Ramón Ibarra y González, a quien el Obispo nombró Presidente de la Comisión Organizadora. Entre las peregrinaciones más notables se encuentra la de 1904, año en que la Diócesis de Puebla fue erigida Arquidiócesis, el 8 de febrero, teniendo como primer Arzobispo de Puebla a Mons. Ramón Ibarra y González.

Las Peregrinaciones iniciaron en la Iglesia antes de la paz otorgada por el emperador Constantino en el 313. Las más antiguas peregrinaciones cristianas tenían como destino Roma, Tierra Santa y las tumbas de los mártires.

Las peregrinaciones en honor a la Bienaventurada Virgen María cobran fuerza entre los siglos V-VII principalmente en Nazaret. Pero, no es sino hasta los siglos XIV-XVII cuando lograron su más alto esplendor y participación.

En la actualidad, la Iglesia ha encontrado en los últimos Papas el modelo de los peregrinos, que nos recuerdan que el cristiano es ante todo un peregrino (GS 7) y que la Iglesia misma es un pueblo peregrino (LG 8).

La Peregrinación nos ofrece la posibilidad de reencontramos con nuestra propia historia cristiana, nuestra realidad transitoria en este mundo. Pero la nota característica es la forma festiva y gozosa de estas peregrinaciones, que ha de recordarnos que nuestro peregrinar hacia Dios no debe, ni puede ser lastimoso ni triste. Para la Iglesia, además de esto, la peregrinación cumple con un sentido social, manifestar públicamente la pertenencia a la Iglesia y que con motivo de la 127 Peregrinación Anual a la Basílica de Guadalupe miles de fieles convocados por el Arzobispo de Puebla concurren a los pies de la Morenita del Tepeyac unos en vehículo, otros en carreras de relevos, a pie, en bicicleta y otros aún en caballo peregrinan conscientes de que es una experiencia de misericordia, de compartir y de solidaridad con quien hace el mismo camino, que nosotros, como también es una oportunidad para acoger generosamente a los peregrinos.
La Arquidiócesis de Puebla cuenta con:
448 sacerdotes diocesanos
120 sacerdotes religiosos
295 parroquias
50 rectorías
268 seminaristas palafoxianos distribuidos 6 casas, Seminario Mayor, Introductorio, 4 Seminarios Menores: Puebla, Zaragoza, Cd. Serdán y en I. de Matamoros.
14 monasterios de vida contemplativa con 220 religiosas
25 comunidades de religiosos varones
105comunidades de vida femenina activa con 850 religiosas de 46 congregaciones presentesen Puebla.