Eduardo Rivera Pérez, candidato común a la presidencia municipal de Puebla, reconoció su derrota ante su contrincante Claudia Rivera del partido Morena, a la par de desearle siete y que el Ayuntamiento que encabece resuelva los problemas de la ciudadanía.

En rueda de prensa acompañado de sus hijos y esposa, Liliana Ortiz, el panista dijo que admite los resultados del PREP, que no lo favorecen.

"En la democracia se gana y se pierde. Hasta pronto y nos vemos para el bien de Puebla y México", finalizó el ex alcalde de la capital.