La reunión se llevó a cabo en Ginebra, Suiza. La reunión se llevó a cabo en Ginebra, Suiza.

La Secretaría de Salud Federal participó en la 71 Asamblea Mundial de la Salud que se llevó a cabo en Ginebra, Suiza, donde resaltó que la atención a la salud es un derecho humano, pero también una responsabilidad del individuo, ya que, frente a adversarios como el tabaco, alcohol, dieta no saludable y falta de ejercicio, la voluntad de la persona es fundamental.

Durante la reunión, se dio a conocer que hay factores dependen de los seres humanos y son modificables, sin embargo, otros como la pobreza, desigualdad, ignorancia, hambre y falta de servicios se atienden con políticas públicas certeras.

Además, se subrayó que la atención a la salud contribuye en el desarrollo de las naciones y es una obligación ética de los gobiernos, por lo que no se deben escatimar los recursos y se debe ejercer la solidaridad hacia los que menos tienen.

La Secretaría de Salud hizo un llamado a todas las autoridades de los países asistentes para hacer posible que la salud sea para todos, además de impedir que nuevas enfermedades contagiosas se instalen en la sociedad como lo son la exclusión, el odio, la codicia y el fanatismo.

En tanto, la Dirección General de la OMS afirmó que año con año, se ponen en marcha acciones para atender los problemas de salud que aquejan a los países, lo que ha permitido logros importantes en la historia de la medicina como la erradicación de la viruela.

De igual manera, se llamó a los estados miembros a ser proactivos en asegurar “la salud para todos”, tema general del debate elegido para este año.

Previo al comienzo de la Asamblea Mundial, las delegaciones de los países de las Américas se reunieron con autoridades de la Organización Panamericana de la Salud, quienes presentaron como temas más relevantes el programa de trabajo de la OMS para los próximos cinco años, el debate sobre cobertura universal de salud, las resoluciones que se discutirán sobre salud y medio ambiente, así como la convocatoria para participar en la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Enfermedades no Transmisibles que se llevará a cabo en septiembre.

A la Asamblea Mundial asistieron delegaciones de los 194 estados miembros, su función principal es determinar las políticas de la organización, supervisar las políticas financieras, además de revisar y adoptar el programa de presupuesto propuesto.

La delegación mexicana estuvo encabezada por la Secretaría de Salud, y conformada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, la Secretaría de Salud del Estado de Guerrero, y las direcciones generales de Epidemiología y de Relaciones Públicas de la Secretaría de Salud Federal.