Más de 13 mil 500 hectáreas están listas para el cultivo de soya en la región Soconusco, las condiciones hidrometeorológicas y las del suelo son propicias para que las expectativas de cosecha de la oleaginosa sean altamente positivas para los productores, afirmó el Representante No Gubernamental del Sistema Producto Oleaginosa en el estado de Chiapas, César Ozuna Estudillo.

Indicó que en esta semana, específicamente el 20 de junio, los productores de este grano, comenzarán con el cultivo de la semilla, para que en unos 120 días aproximadamente, vean la cosecha que les permitirá tener mejores condiciones económicas, ya que la producción se calcula alta así como el pago por el cultivo.

Afirmó que con el programa de "Ingreso Efectivo" de la Sagarpa, se tiene contemplada la garantía en el precio de la producción por tonelada, es decir, a los campesinos se les pagará 8 mil 400 pesos por hectárea, hasta 2 hectáreas por productor.

Con estas acciones, estimó el representante soyero, se garantiza un precio decoroso para los productores, ya que se presume que derivado a los problemas arancelarios que China imponga a Estados Unidos, el precio podría reducirse de acuerdo a la Bolsa de Valores de Chicago.

Agregó que para esta temporada se calcula que el rendimiento que obtengan los productores, sea de 2 mil 300 kilos por hectárea; sin embargo hay zonas de la región, donde se superan las 3 toneladas y media; por ello pidió a los productores mantener la cercanía con la organización, para lograr mejores resultados.

Por otro lado, precisó que los campesinos deben estar atentos con las plagas que atacan al cultivo, como el picudo negro o la roya asiática, por ello, deben aplicar correctamente los fungicidas para que en la cosecha no tengan problemas en este sentido.

Puntualizó que Mazatán y Tapachula son los municipios que obtienen un mayor número de toneladas en la cosecha; sin embargo hay otros municipios como Suchiate, Metapa y Tuxtla Chico, con una incipiente pero significativa producción, por lo que la región Soconusco, es considerada como la zona de más alta producción de Chiapas, con una de las mejores semillas a nivel nacional.