La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Tapachula solicitó a los candidatos a gobernador de Chiapas y a los presidentes municipales, elevar propuestas contundentes contra la inseguridad que azota a esta localidad, principalmente a los de la delincuencia común como los robos y asaltos.

El Presidente de la Canaco Tapachula, Carlos Murillo Pérez, dijo que la inseguridad que permea en Tapachula, desmotiva a los empresarios a impulsar fuentes de empleo, ya que a diario se puede saber en las noticias que fueron asaltados diferentes establecimientos, no sólo a las grandes empresas o franquicias, sino a los pequeños empresarios.

Afirmó que de por sí la situación económica es negativa para la mayoría de ellos, el problema de la inseguridad viene a dar un ingrediente adicional de incertidumbre y zozobra, ya que los asaltantes se llevan todo lo que se ha vendido en el día, el pago a los proveedores, pero además les quitan sus pertenencias a los empleados.

Señaló que los políticos que ahora buscan un cargo público en las próximas elecciones, se deben comprometer a frenar la ola de violencia e inseguridad que reina a diario en Tapachula, pero no sólo de palabra, sino que tengan una estrategia viable que pueda resultar para la disminución de los delitos.

Estimó que uno de los problemas más sentidos dentro de las corporaciones policíacas y que imposibilita a que las acciones operativas es la falta de elementos para una ciudad en constante crecimiento, pues aseguran que los policías no se dan abasto para patrullar eficientemente a la ciudad.

Agregó que si bien el centro de Tapachula ha tenido un reforzamiento de elementos policíacos, se ha descuidado a las colonias populares, a pesar que tienen la información sobre los puntos rojos en el mapa delictivo, por ello es que tanto los candidatos al gobierno estatal como a la presidencia municipal, deben tener una idea clara de lo que harán contra la inseguridad y no que asuman el cargo con improvisaciones.

Finalmente se refirió a que existen condicionantes que propician la inseguridad como la falta de alumbrado público en las colonias, que no se ha atendido por las últimas administraciones.