Candidatos presidenciales Candidatos presidenciales

Divergencias de los candidatos presidenciales 

Ante la incertidumbre que provoca la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, durante el segundo debate presidencial se confirmó que los candidatos del PRI y el PAN están a favor de lo que decidan los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos, afirmó Arturo Huerta González, académico de la UNAM.

Indicó que el aspirante independiente, se pronunció por el rescate del campo mexicano, pues solo el sector agro exportador constituido por un puñado de empresarios, la mayoría con intereses trasnacionales, es el que se ha beneficiado del TLCAN agropecuario mientras crece la pobreza en millones de productores minifundistas.

Es probable, comentó, que al empatarse las pláticas negociadoras con los procesos electorales de México y de Estados Unidos, el gobierno de Donald Trump se pronuncie por la firma de un acuerdo sin grandes cambios que puedan ser rechazados por el congreso estadounidense y esperar a una verdadera modernización, lo que implicaría negociar ya con el gabinete del presidente electo de México donde el puntero es Andrés Manuel López Obrador.

Hay analistas que en principio consideran que a escala nacional sí puede mejorarse la seguridad alimentaria mediante el aumento de la producción interna y de las importaciones.

Reconocen el crecimiento de las últimas y que su tendencia se mantendrá, lo que puede ser positivo si van asociadas con una mayor capacidad para sufragar las compras mediante los ingresos que generan las ventas.

No obstante, expuso, hay un problema: el fuerte crecimiento de lo que se importa puede minar la producción nacional, que de otro modo sería viable, con escasas oportunidades de encontrar usos alternativos para los recursos productivos; o que el aumento de los ingresos generados por las exportaciones sea insuficiente para sostener las importaciones de alimentos si los precios aumentan significativamente.

México, afirmó, tiene la capacidad, por sus recursos naturales y el trabajo de sus productores, de hacer frente a las necesidades crecientes de disposición oportuna y suficiente de alimentos para el abasto interno y la participación en mercados internacionales.

Con base en la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, indicó, la seguridad alimentaria significa el abasto oportuno, suficiente e incluyente de alimentos a la población.

La falta de producción interna para satisfacer los requerimientos de consumo de productos, en general y en específico, se resuelve con sistemas de producción eficientes, sustentables y rentables. No se trata de producir internamente a cualquier costo, sino aprovechar al máximo el potencial productivo de la producción agrícola y pecuaria con políticas apropiadas. Se tienen márgenes importantes para aumentar la productividad de los cultivos.

Es lamentable la forma como el Presidente Peña Nieto y su partido han decidido dar la espalda a los productores de México al negar la posibilidad de luchas y aspiraciones históricas, como el lograr que los campesinos mexicanos contribuyan en mayor medida a la disponibilidad de alimentos y a que su trabajo les sea dignamente retribuido, señaló.