Domingo, 07 Enero 2018 23:06

Podrían darle hasta 20 años de prisión a joven palestina por haber cacheteado a un soldado israelí

Escrito por
Ahed Tamimi es llevada al interior de una corte militar cerca de Jerusalén. Ahed Tamimi es llevada al interior de una corte militar cerca de Jerusalén.

Ahed Tamimi, de 16 años, es aclamada como una heroína por los palestinos después del arresto por el video viral que la muestra enfrentando a un soldado

Una joven palestina de 16 años que fue arrestada después de haber sido grabada cacheteando a un soldado israelí ha sido acusada de agredir a las fuerzas de seguridad, incitar y arrojar piedras.

El video de Ahed Tamimi, que se hizo viral en las redes sociales hace dos semanas, provocó reacciones contrapuestas entre israelíes y palestinos, incluida una campaña para su liberación.

Su padre, Bassem Tamimi, lo llamó un “juicio político”, diciendo que Israel había desenterrado incidentes anteriores para “justificar su arresto”.

La madre de Ahed, Nariman Tamimi, quien supuestamente vivió el incidente en las redes sociales también fue acusada de incitación y agresión.

La filmación que muestra a Ahed, Nariman y un primo, Nur Tamimi, de 21 años, enfrentando físicamente al soldado, llevó a que los palestinos la aclamaran como una heroína, siendo vista como una defensora de la ocupación de Israel.

Según los cargos, Ahed empujó a varios soldados y les dijo: “Salgan o los golpearé” antes de patearlos y cachetearlos. Ahed y su madre fueron acusados en relación con el incidente y con comentarios transmitidos inmediatamente después, en los que Nariman le pidió a su hija que le diera un mensaje al mundo. Según la fiscalía, Ahed dijo que esperaba que “todos participaran en las protestas”, en comentarios que según la acusación también respaldaban la violencia.

En el centro de las preocupaciones sobre el caso contra Ahed hay temores de que haya sido señalada por “avergonzar a la ocupación”, así como el uso del sistema de tribunales militares para tratar con un menor.

Algunos activistas contra la ocupación han intentado comparar Ahed con Malala Yousafzai, se han referido a ella como la Juana de Arco de Cisjordania, celebrándola como un símbolo juvenil de la “resistencia palestina”. Pero en el lado israelí ha habido acusaciones de que su familia estaba usando a la adolescente en provocaciones escenificadas para las cámaras, así como también llamadas para que ella enfrente un duro castigo.

El caso ha planteado cuestiones complejas sobre el papel prominente de los menores en el activismo palestino, especialmente en los enfrentamientos violentos con las fuerzas de seguridad israelíes. También se han expresado preocupaciones sobre el trato dado a los menores en el sistema judicial militar israelí, y como los medios de comunicación, tanto locales como internacionales, interpretan esas imágenes del conflicto.