Miércoles, 06 Diciembre 2017 21:59

Usuarios de Ruta 3 escucharon al menos cinco balazos

Escrito por Tonatiuh Muñoz Aguilar
Iba a velorio pasajera de la ruta 3 asesinada en barrio de Santiago Iba a velorio pasajera de la ruta 3 asesinada en barrio de Santiago

Mujer de 60 años que viajaba a bordo de la Ruta 3

Luego de que el pasado lunes, una "bala perdida" terminara con la vida de Adelaida, mujer de 60 años que viajaba a bordo de la Ruta 3, los usuarios de este servicio de transporte público afirman que sienten miedo de abordar dichas unidades, ante el peligro de que un evento de ese tipo ocurra de nuevo.

De acuerdo con testimonios de quienes iban a bordo de la unidad 26 la tarde del pasado lunes, fueron al menos cinco detonaciones las que taladraron sus oídos mientras el chofer de la Ruta 3 no entendía lo que pasaba: nadie sabía si estaban asaltando la ruta o se habían ponchado las llantas.

"A un principio pensé que eran cuetes. Después entendí que nos estaban disparando. Agaché mi cabeza, cerré mis ojos y pensé: Dios mío, ¡Ya que acabe!", relató una de las pasajeras quien se negó a revelar su nombre por el miedo que le provoca ser víctima de alguna revancha.

Esta persona ni siquiera quiso presentarse ante al Ministerio Público para levantar su declaración correspondiente y recuerda con horror cómo al abrir los párpados lo primero que vio fue la unidad de transporte público regada con sangre y el rostro de una joven que fue reportada como lesionada por las autoridades, a la cual una bala le dejó toda la mandíbula expuesta.

Diferentes versiones sobre el vehículo que originó la persecución

Aunque de acuerdo con la versión "oficial", fue un operativo de rutina el que originó la persecución de un automóvil Mazda color rojo con placas de circulación del estado de Veracruz, cuyos tripulantes dispararon de manera fortuita contra la Policía Turística, otras personas que estuvieron en el lugar de los hechos discrepan con el color del vehículo.

Para ellos, las cosas sucedieron tan rápido que apenas si alcanzaron a observar a un automóvil blanco que emprendía la huida, mientras los elementos estatales los perseguían empuñando sus pistolas. Este vehículo habría sido tripulado por una pareja que en su intento de escapar del sitio lesionó a otro elemento de las fuerzas del orden y a una ciudadana que esperaba abordar el transporte público.

De acuerdo con una declaración reciente del fiscal Víctor Carrancá, las armas de cargo de los policías turísticos han sido decomisadas con el objetivo de deslindar responsabilidades, ya que es muy probable que la bala que hirió de muerte a una pasajera de la Ruta 3 no haya salido de la pistola de los delincuentes sino de los propios oficiales.

Y es que la desinformación ha sido la constante en este como en otros casos violentos ocurridos en Puebla, ya que hasta el momento, casi 48 horas después de ocurrido el episodio trágico, no existe boletín oficial sobre qué es lo que pasó exactamente aquella tarde del lunes 4 de diciembre en las inmediaciones del Barrio de Santiago.