Prefiero ser detenida que violada Prefiero ser detenida que violada

Prefiero ser detenida que violada

Luego de darse a conocer que el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Manuel Alonso, señaló que portar instrumentos como gases asfixiantes, pimienta o lacrimógenos están prohibidos, en las plataformas descalificaron las acciones de las autoridades, que tacharon de incapaces sobre todo por los hechos violentos recientes contra las mujeres.

Es precisamente el sector femenino que “levantó la voz” en redes sociales como Facebook y Twitter al manifestar la intranquilidad con la que se conducen en la vía pública, lo que se agudiza cuando se sintieron restringidas en el uso de herramientas de protección.

Comentarios de mujeres como “¡yo prefiero ser detenida que ser violada o agredida!”, “ni acuden ni ayuda y ahora hasta impiden que una misma se defienda”, o “si ustedes no sirven ni para cuidarnos, entonces como quieren que nos defendamos”, fueron recurrentes encontrar en las redes sociales inmediatamente de que circuló la noticia.

En Twitter, la dependencia del gobierno municipal, subió un comunicado para dar una mayor explicación de la declaración, donde subraya que el funcionario insistió en la prevención y capacitación, aunque también dijo, a pregunta expresa de un reportero, que había probabilidades de detención si a una mujer se le haya usando este tipo de instrumentos.

Empero, la respuesta en la red social fue poco eficaz, pues los comentarios en contra no cesaron. Por ejemplo, la usuaria Andrea Reyes insistió en usar “gases y navajas y demás para protegernos porque no olvidemos la cantidad de feminicidios y desapariciones forzadas”. O bien, Patricia de Fermín citó: “esto no sería necesario si en verdad existiera vigilancia y policias honestos y no corruptos”.