Si bien el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Jesús Morales Rodríguez, descartó que existan en las Policías Municipales elementos improvisados, señaló que han detectado que los Ayuntamientos siguen sin enviarlos al Centro de Evaluación y Control de Confianza, para corroborar si son o no aptos.

Añadió que siguen en el proceso de revisión en las Policías Municipales de los 217 municipios, para que los que no aprobaron las pruebas de control de confianza, sean dados de baja, y las plazas sean ocupadas por nuevo personal capacitado.

En este sentido, recordó que el gobernador, Antonio Gali, solicitó de manera escrita y verbal a los presidentes municipales destinar un presupuesto especial, para la contratación de nuevos elementos, pero sobre todo enviarlos a capacitar y evaluarlos.