Miércoles, 06 Diciembre 2017 23:44

¡Ojo! con la ceniza del volcán y los automóviles

Escrito por Gerardo Cruz Castañeda
 Volcán Popocatépetl Volcán Popocatépetl

La expulsión de ceniza del volcán Popocatépetl, aunado al horario de invierno, afectan la movilidad vehicular en Puebla y los conductores.

Por su composición de finas partículas de roca volcánica fragmentada, la ceniza que expulsa Don Goyo afecta una de las partes importantes del vehículo que es el filtro de aire, señala Anuar Musalem Valencia, director de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM) en Puebla.

“La obstrucción disminuye la vida útil de esta refacción hasta un 50 por ciento”, explicó en entrevista el especialista en movilidad, al señalar que la recomendación es que al mes de una alta actividad volcánica, sea reemplazada.

Como su nombre lo indica, dicha parte del automóvil tiene como función filtrar el aire que se introduce en el motor, limpiándolo de impurezas como el polvo, así que del buen estado del mismo depende el correcto funcionamiento del motor.

Musalem Valencia agregó un factor más que se mezcla con la ceniza volcánica y que puede repercutir en la conducción: el horario de invierno. En esta época, entre las 6:40 y 7:20 de la mañana, se presenta el efecto resplandor que en el conductor puede causar ceguera temporal o hasta lagrimeo intenso, incluso dolor de cabeza en los más sensibles.

Con esta circunstancia se topan los automovilistas que se desplazan hacia la zona oriente de la capital, por como la 25 y 31 Oriente-Poniente, la recta Cholula o bien parte del Periférico “donde se lleva una velocidad superior y puede ocasionar desde una coalición hasta un atropellamiento”.

“Es algo que a veces los conductores no consideran (…), por si fuera poco, la ceniza volcánica en el parabrisas refracta la luz”, por lo que el efecto puede resultar más intenso, es por ello que la recomendación es tener siempre limpio el parabrisas, subrayó Musalem Valencia.

Hay que señalar que entre lunes y martes, el Popocatépetl presentó más de 700 exhalaciones de baja intensidad, un par de explosiones y una columna de dos kilómetros de altura en la que se encontró moderadas porciones de ceniza.