Jueves, 19 Abril 2018 01:29

"Mi padre me violó a los 9 años", confesó Yolanda, neurótica anónima

Escrito por Hipólito Contreras
Movimiento Buena Voluntad de Neuróticos Anónimos Movimiento Buena Voluntad de Neuróticos Anónimos

Mi padre me violó a los 9 años

Una de las cosas que más me ha afectado en mi vida es haber tenido una experiencia sexual con mi papá, para mi fue una experiencia muy fuerte, si ahora no se me hace un nudo en la garganta es porque ya lo trabajé mucho en el Movimiento Buena Voluntad de Neuróticos Anónimos, expresó Yolanda.

“Yo tenía entre 9 y 10 años cuando empecé a vivir esa experiencia con mi padre, fueron varios años que tuve contacto sexual con él, era mucho sufrimiento porque siempre tenía el miedo a ser descubierta, sobre todo que mi madre se enterara, afortunadamente no pasó, mi madre murió y nunca se enteró de lo que sucedía entre mi padre y yo”.

Desde esa edad hasta los 38 años viví con esa sensación de que yo no valgo, yo creo en Dios, creía que yo no valía ni ante él, ni ante los hombres, decía, yo nunca me voy a casar, no tengo derecho a tener una vida familiar, soy una sucia, soy casi lo peor, llegué al grupo pensando que nadie me escucharía, no quería hablar de mi experiencia de sexo con mi padre, si no lo hubiera hecho estaría en la tumba, tenía mucha necesidad de decírselo a alguien y no sabía a quién, por supuesto a mi familia no, ni a mi mejor amiga, vana pensar lo peor de mi, expresó.

Para mi, afirmó, el grupo ha sido de un enorme valor, exponer esta parte de mi vida sin miedo a ser criticada, juzgada, castigada, me ha dado una libertad emocional, vivir con una situación así, esto lo traía en el alma, mucho sufrimiento, mucha baja autoestima, crecí muy devaluada, siento que en el Grupo Buena Voluntad me ha regresado la capacidad de sentir que valgo, para mi esto es muy valioso, esto lo he comentado en Neur -A -Teen, en terapia para los niños

“Soy Yolanda y soy neurótica, soy una persona con problemas de neurosis, en el grupo he podido ver dos cosas básicas de mi vida, pude sanear mucho parte de mi vida personal”.

Yo soy madre golpeadora, indicó, yo afecté mucho a mi hijo, lo agredí física y verbalmente, con la ayuda de Neur- A- Teen pude recuperar la confianza de mi hijo porque ya me odiaba, hoy tengo un hijo sano, él ya hace su vida por otro lado.