La visita del padre y representante de Luuk de Jong a la Ciudad de México, concretamente a las Águilas del América, no llegó a mayores. No se tocaron temas de contrato o un posible fichaje.

Durante su corta estancia en la CDMX, George de Jong y Louis Laorus únicamente estuvieron las instalaciones de Coapa, el Estadio Azteca, el Centro de Alto Rendimiento (dónde se concentra la selección) y también acudieron a un famoso restaurante en el sur de la ciudad para disfrutar de platillos mexicanos con la directiva azulcrema.

En ningún momento se tocaron temas contractuales y tampoco hubo algún acercamiento formal para poder informar que el atacante holandés se encuentra cerca de fichar por las Águilas.

En el nido, Santiago Baños y Mauricio Culebro trabajan a marchas forzadas pues les urge cerrar a un 9 antes del mundial, y el holandés Luuk de Jong no es la única opción.