BARCELONA -- El FC Barcelona dejó claro a través del discurso del presidente su interés en acudir al mercado de invierno y las dificultades que se conocen en la negociación por Philippe Coutinho han provocado que se abran diversas opciones como alternativa, considerando una clase de futbolista determinado.

El club azulgrana, lo advirtió Ernesto Valverde en la previa del partido en Leganés, no tiene previsto reforzarse con la llegada de un central a no ser que Samuel Umtiti o Gerard Piqué sufrieran serias lesiones en las próximas semanas y retrasará el asunto al verano, manteniendo en el seno del club que la incorporación muy probablemente no será Yerry Mina.
Ahora, sin embargo, el objetivo se centra en la llegada de un mediocampista con llegada, calidad y, lo más importante, peso específico que pueda integrarse en el equipo sin retraso ninguno. Sin ese peaje llamado 'adaptación' porque el técnico, de acuerdo con el secretario técnico Roberto Fernández'.
CAMBIO

ESPN Digital ya informó de las diferencias de criterio existentes en el club respecto a los nombres favoritos . Por más que el secretario técnico, en connivencia con Valverde, mantiene inalterable su apuesta por Coutinho sin entrar en aspectos económicos de los que ha sido apartado por Josep Maria Bartomeu, el nuevo hombre fuerte del club en ese apartado, Pep Segura, maneja otras opciones... Sin que estas disfruten de tanto soporte del entrenador.


Mesut Özil es uno de los nombres más considerados en los despachos, especialmente por el manager general, que considera que los 29 años que ya tiene y el hecho que se sospeche de él por su poca, y conocida, atracción por las tareas defensivas es suplida por su clase en ataque, su inteligencia, llegada desde la segunda línea y calidad.
El alemán del Arsenal, cuyo fichaje se calcula en torno a los 20 millones de euros y la operación en total por debajo de los 80, es una seria alternativa, desde un punto de vista económico, a Coutinho... Aunque no la única.

Nabil Fekir, Thomas Lemar, Ángel Di María, Julian Brandt y hasta Julian Draxler han sido relacionados por diversas informaciones con el Barça de cara a un interés en este mercado invernal, aunque las inversiones que supondrían, muy variables en cada uno de los casos, no los convierten en fáciles.

"Al final no solo es una cuestión de dinero, que también" desveló la fuente del club, recordando que los clubs son "muy reacios" a negociar el traspaso de un jugador de peso en sus plantillas.