Luego de que Hirving Lozano y el PSV acudieran a las instalaciones de la Federación Holandesa de Fútbol (KNVB) para apelar la sanción impuesta de tres partidos, el Comité Disciplinario no cedió y le impuso uno más como castigo.

Ante tal situación, el mexicano se estaría perdiendo duelos importantes con el PSV (Feyenoord, Utrecht, Willem II y Venlo) y estaría de regreso a finales del mes de marzo; tras cuatro fechas ausente.

Lozano fue expulsado en el duelo ante el Heerenveen, equipo ante el que anteriormente ya había recibido el cartón rojo. Fue suspendido inicialmente con tres partidos de sanción.

Precisamente esta primera expulsión ha sido la causante del partido extra de sanción al que ha sido castigado el Chucky, ya que tenía un juego de suspensión condicional desde entonces, que sólo se cumpliría en caso de volver a reincidir en un comportamiento agresivo.

De acuerdo al boletín de la KNVB "Lozano todavía puede apelar contra la decisión de la comisión disciplinaria. Sin embargo, se excluye automáticamente para el próximo partido de su club".

"Lozano es un jugador hábil, al que echaremos muchísimo de menos, por lo que tendremos que armar una sólida exhibición de equipo para compensar su ausencia. Formaremos un equipo fuerte que sea capaz de obtener los tres puntos", expresó el DT del PSV, Phillip Cocu tras la resolución.