A pesar del gran éxito que ha tenido la primera temporada de la serie sobre la vida de Luis Miguel, ha trascendido que la ya confirmada segunda parte estaría en riesgo.

Según la periodista Ana María Alvarado en su columna para el periódico 24 Horas, el causante de que este proyecto se vea mermado es el propio Luis Miguel, debido a que ya no está muy conforme con que sus seguidores vean que ha llevado una vida muy compleja.

De acuerdo a lo señalado por la comunicadora, en el proyecto de Netflix se han narrado hechos que no son verdaderos, entre los que destacan que Luis Miguel no tuvo problemas de voz en su juventud, por lo tanto, no tuvieron que inyectarle sustancias prohibidas; además que el padre de Jaime Camil no fue quien le dio dinero al “Sol” para que pudiera saldar sus deudas con Hacienda.

Por consiguiente, el artista habría advertido a sus creadores que, de no disminuir la ficción en la historia, no estará dispuesto a autorizar otra temporada con ellos, y solicitaría a la famosa plataforma de videos cambiar de casa productora para seguir exponiendo su vida en una segunda entrega.