Belinda reapareció en los escenarios a menos de 3 semanas de haber sido intervenida quirúrgicamente por unas piedras que tenía en el riñón.

Con un aspecto envidiable de acuerdo a las imágenes del programa Sale el Sol, la cantante subió a la tarima para reponer el concierto que debía en McAllen, Texas, luego de haberlo cancelado por dicho padecimiento.

Además de complacer a sus seguidores con varios de sus reconocidos temas, Beli también decidió convivir con ellos y tomarse la tradicional selfie del recuerdo.

Es de esta forma que la también actriz y empresaria confirma su triunfal regreso a los shows, luego de preocupar a sus fans por la operación de emergencia que le fue realizada.