Justin Timberlake hizo una pausa durante su concierto en Orlando para darle una gran sorpresa a Bette Maloney, quien quizás sea su fan más longeva, y que se volvió viral hace algunas semanas cuando su nieta la sorprendió en pascua y le regaló boletos para la presentación del cantante.

Pero la sorpresa fue mayor para Maloney, de 88 años, cuando el ex NSYNC interrumpió su show para verla entre la multitud de los asistentes y le dijera: “Ahí está ella. Te amo”.

Posteriormente, el intérprete estadounidense se reunió con Bette en los vestidores y la consintió a tal grado que incluso se dejó besar por ella.

“Gracias @justintimberlake por ser tan dulce y amable con nuestra querida Nammie. Has puesto el listón increíblemente alto para superar este Día de la Madre ... LA MEJOR NOCHE NUNCA”, escribió Sarah Watson junto a las imágenes del feliz encuentro.

La historia de Bette Maloney comenzó cuando decidió confesar su gusto por la música de Timberlake y su interés por asistir a su presentación; sin embargo, su familia considero que no era adecuado que asistiera sola, por lo que decidieron sorprenderla con una serie de boletos para que su hija y sus nietas la acompañaran.

“Justin Timberlake, Dios mío. He estado tratando de encontrar la manera de ahorrar dinero para irme", dice Maloney a punto del llanto en el video.