Roberto Desachy Severino Roberto Desachy Severino

¿Con un pie fuera de la administración? 

¿Cuánto tiempo más se mantendrá en su cargo el actual presidente municipal de Amozoc, José Cruz Sánchez Rojas, luego de la masacre de 6 de sus policías: David Ortega, Arturo Hernández, Martín Estudillo, Antonio Muñoz, Missael Montes y Laura Rojas, dependientes de la Secretaría de Seguridad Pública de dicha ciudad?

La pregunta sobre la permanencia de José Cruz Sánchez Rojas o no es más que pertinente, cuando menos, por 2 motivos: el titular de Seguridad Pública de su municipio, Fabián Sánchez Becerra, es su primo hermano y, además, el mes pasado hubo otra crisis por los elementos de la policía de San Martín Texmelucan y, en ese caso, el alcalde Rafael Núñez pidió licencia.

Apenas a principios de mayo de este año, luego de asesinatos, descuartizamientos y demás manifestaciones de pérdida de gobernabilidad y descomposición policial, el gobernador Tony Gali Fayad tuvo que entrar al rescate de San Martín Texmelucan al deponer a todos los elementos de seguridad e, incluso, ordenar la investigación de supuesta colusión de dichos agentes con la delincuencia organizada en modalidad de huachicoleo: Gali entra al rescate de San Martín Texmelucan

La crisis en la policía de Texmelucan fue tan grave, que a mediados de ese mes la Fiscalía de Puebla detuvo a los titulares de Gobernación y de Emergencias y Respuesta Inmediata (DERI), Marco Antonio y Sandra, acusados de ocultar la información de la aparición de una narcomanta:  Se cumplió aprehensión contra dos directores municipales de San Martín

CASO AMOZOC: CAZAN A 6 POLICÍAS MUNICIPALES

Finalmente, el 5 de junio, el entonces alcalde de San Martín, Rafael Núñez Ramírez, no aguantó la presión y pidió al Cabildo licencia para separarse del cargo hasta por 90 días, para facilitar la investigación de la FGP por la crisis de los policías municipales:  Cabildo aprueba licencia hasta por 90 días para separarse del cargo al edil de Texmelucan, Rafael Núñez Ramírez

Apenas 11 días después, Puebla vuelve a los titulares de los medios nacionales por el problema en el área de Seguridad Pública de un municipio, pero éste es mucho más grave que el de Texmelucan, ya que incluyó la ejecución de 6 agentes de Amozoc ejecutados en una zona rural ubicada apenas a 30 minutos de la cabecera municipal y la detención de dos mandos policíacos:  En la Fiscalía General se pone a disposición a 4 personas ante el homicidio de 6 policías de Amozoc

Lo que se sabe es que los 6 policías municipales acudieron a un llamado de emergencia por una presunta riña, pero no encontraron nada y fueron ejecutados en ese lugar. Versiones confiables alertan que los uniformados fueron cazados, porque llama la atención el que los estuvieran esperando y el hecho de que ninguno de los atacantes resultara herido o muerto, lo que confirmaría que fue una emboscada cometida por un grupo bien preparado que hizo exactamente lo que pretendía.

EL ALCALDE MIENTE: 2 DE LOS POLICÍAS ASESINADOS NO ESTABAN EN LA LISTA DE LOS QUE APROBARON LAS PRUEBAS DE CONFIANZA

Hasta ahora, el presidente municipal José Cruz Sánchez –claramente rebasado por la situación- se ha defendido con el argumento de que los 74 policías de su municipio estaban y están en regla, con las pruebas de confianza aprobadas:  Gobierno Estatal brindará apoyo permanente en Amozoc de Mota

También negó cualquier conocimiento de que los asesinados habían interpuesto una denuncia ante la Contraloría por supuestas anomalías del director de Seguridad Pública y presunto primo hermano del alcalde, Fabián Sánchez Becerra, quien era el titular de Tránsito y Vialidad y sustituyó a Raúl Moreno Sánchez en abril de 2017:  Directores del H. Ayuntamiento de Amozoc 2014 -2018

Y lo peor es que José Cruz Sánchez Rojas miente de manera descarada: dijo que todos los agentes de seguridad de su municipio aprobaron las pruebas de confianza, pero no le cuadran los nombres ni las cifras, porque la página de Transparencia de su propia administración precisa que son 49 –no 74- los policías que sí pasaron los exámenes de certeza.

Para defenderse por las claras anomalías en el área de policía de su ayuntamiento, el munícipe señaló que los 6 agentes asesinados habían aprobado las pruebas de confianza, pero los documentos de su propia gestión - actualizados en junio del 2016- lo desmienten, debido a que 2 de los ejecutados, David Ortega y Missael Muñoz, no están incluidos en el directorio de Seguridad Pública con los nombres de los uniformados que sí aprobaron las pruebas de confianza: amozoc.gob

JOSÉ CRUZ SÁNCHEZ: UN EDIL EN EL CADALSO

En abril del 2016 la dirección general de Apoyo Técnico del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), encabezado por Carlos Jesús Cadena Lozano, le entregó al edil José Cruz Sánchez el documento con la aprobación de los exámenes de confiablidad de 49 de sus elementos:  Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública

Incluso, en su 3er informe de labores –también encontrado en la página de internet del ayuntamiento- Sánchez Rojas enlistó las acciones que supuestamente realizó para “proteger” las vidas y patrimonios de la gente de Amozoc: “invertimos en el equipamiento de nuestro elementos policiales, adquirimos 7 patrullas, en coordinación con los “Vecinos Vigilantes” dotamos de 200 cámaras en puntos estratégicos para brindar mayor seguridad a la ciudadanía, siendo donadas 15 por el sector privado”.

Pero, como la masacre de Amozoc lo demostró, ni las pruebas de confianza, ni las patrullas nuevas, ni la capacitación a los agentes, ni las cámaras de seguridad pueden funcionar en un municipio…cuando el director de policía parece ser el primo del alcalde y es acusado de presuntas anomalías ante la contraloría por los propios elementos bajo su mando, sin que el presidente municipal se dé por enterado de lo que ocurre en esa área.