Roberto Desachy Severino Roberto Desachy Severino

La elección es entre AMLO y ANAYA

El 2do debate presidencial confirmó lo que millones de mexicanos y observadores de todo el mundo ya sabíamos: la elección de julio se ha convertido en una disputa entre dos personajes, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés:  2do Debate Presidencial 2018: AMLO y Anaya se dan con todo

A José Antonio Meade Kuribreña le tocó “bailar con la más fea” al tener que defender al gobierno fallido de su jefe político, Enrique Peña Nieto, en lugar de poder deslindarse de él. Por ello, durante el debate del domingo pasado, se aventó la puntada de decir que - gracias a la sumisión mostrada ante Donald Trump por el gobierno federal del que él mismo formaba parte- el presidente norteamericano no ha cancelado el TLC.

Y al defender a un régimen impopular y manchado de corrupción e impunidad, el aspirante presidencial del PRI perdió cualquier posibilidad de remontar y convertirse en una opción REAL para llegar a Los Pinos. En contraste, Ricardo Anaya Cortés aprovechó el debate del domingo y logró exasperar a AMLO, como lo demuestra el hecho de que el multicandidato presidencial le haya puesto el mote de “Ricky Rickyn Canallín”.

Más allá de la anécdota de la cartera, el que AMLO se haya bajado del pedestal en que él cree estar para enfrentarse a mano limpia con el candidato presidencial de Por México al Frente implica el reconocimiento de que solamente él puede alcanzarlo. Por ello, Anaya Cortés tuvo un gran éxito en la confrontación del domingo, ya que hizo que su adversario cayera en la provocación y luciera molesto, irascible y…vulnerable, por primera vez en la contienda.

EL SERÉNESE DE ANAYA A AMLO

Mientras en el 1er debate AMLO permaneció casi imperturbable ante las críticas permanentes de sus rivales, en el del domingo pasado se vio forzado a ponerse los guantes y a tratar de contestar los cuestionamientos duros, directos y con argumentos de uno de sus adversarios, Ricardo Anaya, quien –incluso- se dio el lujo de volver a decirle “serénese” frente a un contendiente morenista con el rostro duro en señal de evidente molestia.

López Obrador respondió a los cuestionamientos y contratacó. De eso, precisamente, se trata este tipo de encuentros, aunque –en el caso de AMLO- los ataques al candidato panista no incluyeron nada nuevo y; por el contrario, sí reflejaron su actitud de enojo y vulnerabilidad ante una elección presidencial que TODAVÍA NO GANA y que se ha ido cerrando.

El AMLO del primer debate - sereno, imperturbable, seguro de sí mismo y de su eventual triunfo- se esfumó en el segundo: Un Amlo enojado y a la defensiva; Anaya evasivo con sus temas incómodos, Meade al que nadie hizo caso, la Margarita que defiende a su marido y El Bronco “mochamanos”…postales del debate

Ahora que, en la realidad, ya quedan solamente dos candidatos presidenciales con posibilidades reales de victoria, habrá que ver si los electores antiamlistas se suman a Anaya Cortés o si se mantienen desperdigados en el PRI, con Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, etc.

ESCLARECER EL ASESINATO DE ALDO ISLAS TODD, DEMANDA EL RECTOR DE LA BUAP

Lamentablemente, conforme pasa el tiempo la sociedad ha perdido la capacidad de indignación y sorpresa ante la ola de violencia e inseguridad que sacude a todo el país: hubo 2343 asesinatos en abril en México, otros 2350 en marzo, 2048 en febrero y 2159 en enero, según cifras nacionales de la ONG y página web, Semáforo Rojo.

Pese a ello, afortunadamente la sociedad poblana no ha perdido –al menos no del todo- la posibilidad de indignarse y protestar ante un hecho brutal e injustificable, como lo fue el homicidio de Aldo Islas Todd, el estudiante de la Facultad de Contaduría de la BUAP liquidado en un motel.

El rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, lamentó el asesinato del joven y demandó a la Fiscalía General de Puebla el esclarecimiento total del caso. Además, reiteró la disposición a colaborar con las autoridades en la resolución del mismo y puso el dedo en la llaga en su cuenta de twitter, cuando destacó que la “pérdida de valores” que predomina actualmente genera violencia homicida, como la que quitó la vida a Aldo Islas Todd.

Ahora, dependerá del fiscal, Víctor Carrancá Bouquet, recuperar parte de la credibilidad y confianza de la ciudadanía si logra conducir a la Fiscalía a resolver a fondo el asesinato de Aldo Islas. Por el bien de los familiares de la víctima y de la sociedad toda, esperemos que la justicia –no venganza ni simulación-llegue pronto a los familiares de la víctima.