Roberto Desachy Severino Roberto Desachy Severino

Margarita Zavala: volver a casa…o la confirmación 

Luego de confirmar su renuncia a la candidatura presidencial, Margarita Zavala tiene –al parecer- 2 caminos: volver a su casa, al PAN, con el apoyo del “odiado” Ricardo Anaya o sumarse a la campaña de José Antonio Meade Kuribreña y, con ello, confirmar la existencia del PRIAN…de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

La postulación fallida de Margarita Zavala Gómez del Campo jamás tuvo pies ni cabeza: renunció al PAN a principios de octubre pasado para buscar la nominación presidencial por la vía independiente, pero tardó mucho más tiempo que Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, para obtenerla:  Confía líder del PAN en la capital que Margarita Zavala tome una buena decisión

Margarita y su jefe político y marido, Felipe Calderón, se sobrevaloraron, se ensoberbecieron y realmente creyeron que ellos serían más importantes que un partido que ha gobernado 2 veces el país y que, incluso en sus peores momentos, ha mantenido un mínimo de institucionalidad que le ha permitido permanecer en la esfera pública durante 69 años, pese a que tardó 4 décadas en ganar una gubernatura.

El albiazul nació en septiembre de 1939 y consiguió ganar Baja California Norte hasta 1989

Felipe y Margarita creyeron que desfondarían al blanquiazul cuando se fueran, que le quitarían al “odiado” Ricardo Anaya la posibilidad de ganar los comicios presidenciales de julio y que se convertirían en el fiel de la balanza para legitimar una eventual victoria del PRI con José Antonio Meade:  Candidatos “independientes”, una perversión más del sistema político mexicano

LA INTEMPESTIVA MARGARITA: NI A SUS ALLEGADOS LES AVISÓ QUE SE IRÍA DEL PAN NI QUE RENUNCIARÍA A LA CANDIDATURA

Pero sus cálculos fallaron, la búsqueda de las firmas para ser “independiente” fue larga, penosa y, pese a obtener la nominación, la dupla Felipe- Margarita nunca alcanzó siquiera el 4 % por ciento de las intenciones del voto y mucho menos provocó una desbandada en el PAN o debilitó a AMLO:  Margarita Zavala y el PAN, ¿cuál desbandada?

Tuvo la oportunidad de crecer electoral y políticamente durante el 1er debate de los candidatos presidenciales y falló, Margarita Zavala se la pasó defendiendo a su marido y, con ello, selló el destino de su fracasada nominación:  Un Amlo enojado y a la defensiva; Anaya evasivo con sus temas incómodos, Meade al que nadie hizo caso, la Margarita que defiende a su marido y El Bronco “mochamanos”…postales del debate

Una vez que terminó lo que nunca comenzó; es decir, su presunta campaña por Los Pinos, Margarita Zavala Gómez del Campo tiene 2 caminos: regresar al PAN, sumarse al “odiado” Ricardo Anaya y negociar por un puesto en el gabinete o apoyar al PRI de Enrique Peña Nieto y José Antonio Meade, lo que confirmaría la existencia del PRIAN dirigido por los últimos 2 presidentes del país.

De entrada, la esposa de Felipe Calderón renunció a la candidatura de la misma forma que lo hizo al PAN: intempestivamente, sin avisarle a sus allegados, a los que le ayudaron a recabar las firmas y a los pocos o muchos que trabajaron en su campaña y que creyeron en ella, pese a que se suponía que, al menos, les debía un poco de lealtad.