Martes, 05 Diciembre 2017 21:07

Inés Saturnino López Ponce: el presidente “robapantaletas” de Tecamachalco

Escrito por Roberto Desachy Severino
Roberto Desachy Severino Roberto Desachy Severino

El presidente “robapantaletas” de Tecamachalco

Cómico involuntario por su bigote al estilo de Tin Tan , el rostro autóctono y la boca como trajinera de Xochimilco, el presidente municipal panista de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce, representa todo lo que la ciudadanía rechaza de los políticos: vulgaridad, machismo, misoginia y cinismo, como lo demuestra el hecho de que el mismo dirigente estatal del PAN, Jesús Giles, le haya pedido que modere su actuar hacia las mujeres: Que el alcalde panista de Tecamachalco modere su trato hacia las mujeres, exige Jesús Giles.

Es que mientras en el Congreso local se ha mantenido un vergonzoso y cómplice silencio por la actuación de varios alcaldes que han puesto en peligro a sus municipios, como la de Tehuacán, Ernestina Fernández; el de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa; entre otros, en el caso de Tecamachalco Inés Saturnino López acumula acusaciones de misoginia y machismo desde febrero del año pasado, sin que los diputados lo hayan investigado: Denuncian al presidente de Tecamachalco Inés Saturnino por misógino.

A Saturnino López Ponce le urge que le hagan un profundo análisis psiquiátrico y psicológico, ya que su profundo odio y coraje hacia las mujeres refleja una personalidad psicópata y un homosexualismo latente, como lo exhibió desde noviembre del 2016 una de sus víctimas, la regidora Ruth Zárate Domínguez: Regidora de Tecamachalco utiliza a agentes federales de escolta, ante hostigamiento por parte del edil.

Incluso, existe una posibilidad muy grande de que haya ordenado robar la ¡ropa interior de una periodista! a la que hizo ir a Tecamachalco con el pretexto de cubrir un evento y comprarle publicidad, para después tratar de tener relaciones sexuales con ella y, al verse rechazado, mandar a violentar su habitación de hotel para quitarle la cámara fotográfica, sus pantaletas y brasiere.

“CÓBRATE CON CUERPO, MI REINA”

Se siente galán y cree que, como es el presidente municipal de Tecamachalco, tiene el derecho de hacer lo que quiera, con total impunidad. Así trató a una periodista experimentada, muy guapa y elegante, a quien contactó, le solicitó publicar diversas notas del ayuntamiento y le ofreció pagar el espacio, a lo que ella accedió.
Poco después, cuando las notas se acumulaban, la reportera intentó cobrarle:

-Presidente, tienes que pagarnos las notas que te publicamos, hiciste un acuerdo con nosotros y lo hemos cumplido…

-No hay dinero, pero cóbrate con cuerpo mi reina ¿o qué, no sales ganando?, le respondió, cínico, López Ponce antes de soltar una carcajada que dejó helada a su interlocutora.

Obviamente, ella dejó de publicarle sus boletines hasta que él le ofreció cubrirle lo adeudado y darle un convenio de publicidad anual para su medio, pero a cambio de cubrir un evento importante en el municipio.

LAS PANTALETAS Y EL SOSTÉN COMO “TROFEOS”

La periodista -quien pidió el anonimato por temor a represalias de este troglodita psicópata- acudió a Tecamachalco acompañada de su hijo adolescente y un amigo de él. Se registraron en dos habitaciones de un hotel del pueblo, cubrieron el evento y fueron a todas las tertulias organizadas por López Ponce, quien en la noche mandó a uno de sus funcionarios a decirle que por favor regresara sola a su habitación, porque el “alcalde” quería hablarle.

Se negó a estar a solas con el presidente municipal y decidió irse a dormir al cuarto de su vástago. Pero al día siguiente, cuando fue a su habitación, se topó con la desagradable sorpresa de que alguien había sustraído de su maleta la cámara fotográfica, ¡las pantaletas y el sostén!, como si los rateros quisieran llevárselos como “trofeos”.

Ella quiso interponer una denuncia ante la policía de Tecamachalco, pero desistió cuando le dieron largas y le insinuaron que no tenía caso y que procurara que no le pasara lo que a la regidora Ruth Zárate, a quien López Ponce ha hostigado durante todo el gobierno al grado de intentar dejarla sin sueldo: Regidora en Tecamachalco, Ruth Rodríguez, denuncia extorsiones y amenazas de muerte en Tecamachalco.

La misoginia del edil de Tecamachalco afectó, incluso, a la ex dirigente estatal del PRD, Socorro Quezada, quien en agosto pasado fue agredida por gente del munícipe cuando intentó grabar una sesión de Cabildo, para tener pruebas del maltrato hacia las féminas que cuestionan al presidente: Agreden a la dirigente del PRD en Puebla durante sesión de cabildo en Tecamachalco.

Este contexto refleja una actitud constante de rechazo y agresión de López Ponce hacia el género femenino, lo que ratifica su peligrosidad hacia las mujeres