Roberto Desachy Severino Roberto Desachy Severino

Martha Erika y Eduardo Rivera compañeros de fórmula

La relación entre Rafael Moreno Valle Rosas y Eduardo Rivera Pérez -incluyendo sus respectivos equipos- nunca fue fácil ni tersa, siempre hubo una lucha soterrada por el liderazgo al interior del PAN y el control del partido, que estuvo en manos del ex presidente municipal cuando Rafael Micalco decidió volver a asumirse como incondicional de Eduardo, en lugar de tratar de ser un dirigente estatal plural, que comunicara a ambos grupos.

Hoy que Martha Erika Alonso y Eduardo Rivera son los candidatos de la alianza PAN-PRD-MC a la gubernatura y alcaldía de Puebla, respectivamente, la relación sigue sin ser sencilla, como lo demostró -otra vez- Rafael Micalco, cuando confesó que sería panista a la hora de votar por Eduardo, pero que no lo será cuando emita su sufragio a la gubernatura (quizás haga lo mismo que Germán Martinez y elija a Morena): Rafael Micalco no apoyará a Martha Erika a la Gubernatura

Sin embargo, los seguidores del ex presidente municipal de Puebla han reconocido a este periodista que la relación con Martha Erika es muy positiva desde que el primero estaba en el ayuntamiento capitalino y la segunda en el DIF estatal. Al menos 2 personajes muy allegados a Eduardo Rivera me han dicho -por separado- que sus conflictos fueron con el ex gobernador, no con la ex titular del DIF estatal: Martha Erika Alonso y Eduardo Rivera…la pesadilla para el PRI y Morena

Lo que no saben y, sin duda, les agradará cuando lo sepan es que fue la propia Martha Erika quien no solamente propuso a Rivera Pérez como su compañero de fórmula para la capital, sino que también defendió su postulación, frente a voces morenovallistas que se oponían al acusarlo de “traidor”.

JORGE AGUILAR Y LUIS BANCK: NO LES ALCANZÓ EL POSICIONAMIENTO PARA BUSCAR LA ALCALDÍA

Varios morenovallistas querían ser candidatos a la presidencia municipal de Puebla: Luis Banck Serrato, Jorge Aguilar Chedraui, Mario Riestra Piña. Pero a ninguno le alcanzó el posicionamiento ni la proyección política para ser competitivo en la elección concurrente de julio, por ello, Martha Erika impulso al ex alcalde para que fuera con ella en esta elección: Eduardo Rivera es una fortaleza para Martha Erika ¿y Guillermo Deloya para Enrique Doger?

Cierto: al interior del morenovallismo hubo resistencias, de alto nivel, para que la candidata a la gubernatura aceptara que uno de los suyos fuera el postulado, pero ella insistió en que necesitaban generar unidad al interior del PAN y usó un argumento sólido: yo obtuve la nominación al tener el mejor posicionamiento a nivel estatal; entonces, si Eduardo es el mejor ubicado en las encuestas por la capital, ¿por qué no postularlo?.

El resto es historia: Martha Erika se impuso, Eduardo Rivera obtuvo la candidatura a la presidencia municipal de Puebla y el blanquiazul alcanzó una cohesión interna mínima -pero fundamental- que aumenta su competitividad para las elecciones de julio: Morenovallistas y yunquistas... juntos como no lo habían estado desde hace más de 7 años; Moreno Valle no asiste al registro de Martha Erika

GRUPOS CRISTIANOS NO QUIEREN A CLAUDIA RIVERA, PERO SEGUIDORES DE M0RENA SÍ

Como se veía venir desde hace varias semanas, Claudia Rivera obtuvo la candidatura de Morena a la alcaldía de Puebla y venció a las demás aspirantes: Violeta Lagunes, Rosa Márquez, Libertad Aguirre Junco y Paola Migoya, que -al no ser nominada y después de sufrir el desdén de las féminas morenistas- emigró al PVEM y será su representante: Imparable, el éxodo de priístas a Morena

Claudia Rivera Vivanco hace historia al ser la 1ra candidata abiertamente perteneciente al movimiento LGBTT en Puebla, además de que pertenece al equipo de Gabriel Biestro y sí milita en Morena y forma parte de su dirigencia. Por ello, ha obtenido el respaldo de algunos grupos de base, contentos de que alguien de los suyos haya obtenido la nominación a un cargo importante.

En contraste, sectores de cristianos – vinculados con el aliado coyuntural de AMLO, el PES- se opusieron férreamente a la nominación de Claudia Rivera, ya que este sábado enviaron un comunicado en el que condenan que una representante de la comunidad lésbica-gay haya sido postulada en Puebla capital y amagan con desquitarse en las urnas.

En lo personal, encuentro lógico y adecuado que una organización política que supuestamente es de izquierda, como Morena, haya postulado a una persona del movimiento LGBTT como aspirante, a pesar de que -efectivamente- en una sociedad con mayoría conservadora, como la de Puebla, este nombramiento pueda generar escozor:  Aspirantes a candidatura a la alcaldía por Morena cerraron filas