Lunes, 05 Febrero 2018 20:43

Batalla por Puebla 2018: se va a poner bueno

Escrito por Hipólito Contreras
Martha Erika Alonso, Enrique Doger y Miguel Barbosa Martha Erika Alonso, Enrique Doger y Miguel Barbosa

Todo parece indicar que la elección del uno de julio se va poner interesante en el país, pero sobre todo en Puebla, por las condiciones que se viven y los personajes que participan.

En Puebla lo que más interesa, por supuesto, es la gubernatura del estado y la capital del estado, en estas dos posiciones están puestos los ojos de todos.

A simple vista y como están las cosas se dice o se piensa que el PAN podría repetir en el estado y en la capital, que las condiciones están dadas para que sea así nuevamente, que ya hay negociación política, que el estado y la capital han sido entregados, pero, la verdad, no se sabe.

Una cosa es lo que digan las encuestadoras por muy profesionales que sean, y otra lo que digan los ciudadanos a la hora de votar. También los rumores de que la plaza ha sido entregada son eso, rumores.

La gente está muy desilusionada de los partidos políticos y de los políticos, ya no quiere saber nada de ellos, los tacha de mentirosos y corruptos, una encuesta en este sentido comprobaría lo comprobaría.

Habrá que ver en esta elección si los abstencionistas superan a los que votan, no se vaya decir al final que quien ganó fue el abstencionismo.

Sin embargo, de los que vayan a votar lo que interesa es saber por quién lo harán, por qué partidos o candidatos se deciden.

Vamos a ver. Por la gubernatura hay tres: Martha Erika Alonso (PAN) Luis Miguel Barbosa (MORENA) y Enrique Doger Guerrero (PRI). Por la presidencia municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez (PAN), Guillermo Deloya (PRI), por MORENA aun no hay candidata, será mujer sin duda, ya está acordado internamente.

Vamos a ver cuánto le produce al PRI y al PAN el voto duro que ya tienen asegurado, el voto de sus militantes, pero no les será suficiente para ganar, necesitarán convencer a más ciudadanos.

El candidato de MORENA al gobierno del estado parece no convencer a muchos por sus ideas y propuestas, por sus antecedentes como político, sin embargo, lo que lo que lo podría hacer ganar es la marca, Morena, no hay que olvidar al maestro Abraham Quiroz en la pasada elección, un candidato gris, pero por la marca logró el tercer lugar.

Martha Erika Alonso, sin asociarla con el ex gobernador, es una mujer inteligente, sencilla, de excelente trato, amable, experiencia política no tiene, y a lo mejor en lugar de desventaja se convierte en ventaja, habría que ver lo que de ella piensan los ciudadanos.

El Dr. Enrique Doger Guerrero, es un hábil y experimentado político, le debían la candidatura desde hace dos años, por fin lo logra, nunca ha perdido una elección, vamos a ver qué sucede.

Guillermo Deloya Cobián, se le ve capaz, hábil, conocedor, sencillo, tiene menos carrera política, es su primera elección pues no ha sido candidato, vamos a ver cómo lo miden los ciudadanos.

Nos falta sabe quién será la candidata de Morena a la presidencia municipal, haya seis aspirantes: Violeta Lagunes, Libertad Aguirre, Laura Cid, Rosa Márquez, Claudia Rivera, Paola Migoya, todas capaces, inteligentes, la que sea será un rival muy fuerte para el PRI y el PAN.

Ahí están sobre la mesa las cartas, serán los ciudadanos del estado y la capital que vayan a las urnas, los que decidan quién para la capital, quién para el gobierno del estado.

Debe tomarse en cuenta que hoy las condiciones de la capital y el estado son más complejas. Hay mucha inseguridad, mucha violencia, muchos feminicidios, mucho desempleo, mucha pobreza en comunidades y periferias de las ciudades, como es Puebla capital, todo esto son factores que determinarán el resultado de la elección del uno de julio.

No, no se descarta que el PRI recupere el estado y la capital, por aquello de que los ciudadanos no van a permitir que el ex gobernador siga con el control del estado con un triunfo de su esposa, pero esto ¿ lo pensarán los ciudadanos a la hora de votar?

Tampoco se descarta que Morena gane el estado y la capital, se ve complicado pero no imposible, el descontento al estado de cosas es generalizado, esto podría llevar a un triunfo de López Obrador en Puebla, no, no debe descartarse, Morena ha crecido desde hace meses.

Vamos a esperar, esta será una elección inédita, difícil para todos los partidos y candidatos, lo deseable es que sea un proceso en paz y que se respete la decisión de los ciudadanos, no importará que sea una minoría la que decida y que una mayoría se abstenga, lo importante es que se respete la decisión de los ciudadanos que vayan a votar.

Sin embargo, la elección de uno de julio (como todas las elecciones) es organizada y definida por el sistema político, los organismos electorales, los tribunales electorales, las normas y leyes, los recursos, los pone el sistema, entonces ¿ a quién va a beneficiar el sistema? Ese es el detalle.