Sustracción de hidrocarburos Sustracción de hidrocarburos

El impacto de la sustracción de hidrocarburos

Antes de iniciar con el desarrollo de esta colaboración, agradezco infinitamente la invitación de este medio informativo para aportar nuestros puntos de vista acerca de diversos eventos que se presentan en el contexto actual en nuestra sociedad, tanto a nivel municipal, entidad federativa y nacional.

El primer tema que abordaremos, será la sustracción de hidrocarburos en el país que además tiene alta incidencia en nuestra entidad federativa y el impacto que generará en la nueva administración federal.

A fin de profundizar en el análisis de dicho tema, es necesario precisar que existen diversas conductas delictivas contempladas en la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos. Esta ley promulgada durante el presente sexenio de Enrique Peña Nieto, nos permite visualizar el impacto de dichas conductas delictivas en el contexto social; sin embargo, es igualmente necesario señalar que no solamente es el llamado “robo de hidrocarburos” lo que se sanciona penalmente. Por el contrario, existe toda una serie de elementos que tenemos que analizar para comprender el fenómeno que nos ocupa, al tenor de las siguientes consideraciones mínimas:

1. Las conductas delictivas en materia de hidrocarburos son diversas, por lo tanto, la atención que requieren van desde un enfoque jurídico, criminológico, de seguridad, de la Administración Pública

2. El “robo de hidrocarburos” es solamente una de las conductas delictivas que contempla la ley de la materia

3. El “robo de hidrocarburos” ha generado un nivel de violencia cada día más elevado, lo cual ha traído como consecuencia la respuesta del Estado por medio de las instituciones policiales

4. La prevención en estos tipos de delitos ha sido ineficaz.

5. Es muy probable que exista personal de cualquier nivel de PEMEX infiltrado en las cadenas de protección de las organizaciones de la delincuencia organizada que permite la comisión de tales delitos.

Con base en lo anterior, el reto que tiene la Administración Pública Federal que encabezará el Presidente López Obrador, será el efectivo control de estas conductas delictivas. Consideramos prudente, señalar una serie de acciones que deberán ser analizadas:

1. Es del conocimiento público que uno de los organismos del Estado Mexicano que ha sido invadido por la corrupción, lo es Petróleos Mexicanos, aunado a un histórico sindicalismo que se ha aprovechado de las prebendas que genera la paraestatal referida, por lo tanto, tal como ha sido el discurso político del hoy Presidente Electo, erradicar la corrupción de PEMEX no es una tarea que deba aguardar mucho tiempo

2. Con base en lo anterior, la detección de los niveles de riesgo en los que se encuentra PEMEX, es prioritaria; igualmente, la evaluación del personal sustantivo y operativo es imperativa a fin de detectar la cadena de corrupción, al interior de la misma.

3. Desarrollar tareas de inteligencia al interior de la paraestatal, ya que es lógico pensar que existe personal de la misma que proporciona información privilegiada o inclusive liderando a las organizaciones delictivas que permite operar a las mismas

4. Diseñar políticas de prevención, tanto públicas como de gobierno, que tengan impacto efectivo en la población nacional

5. Debe quedar muy claro que la atención a dicha problemática delictiva, es una facultad de la federación; el involucramiento de los gobiernos de las entidades federativas y municipales, es un campo de oportunidad para la corrupción. Sin embargo, quienes colaboren en tales acciones, debe ser personal altamente calificado no solamente en

labores de reacción, la investigación para la prevención y persecución de los delitos en esta materia obliga a crear perfiles de alta especialidad en materia de seguridad.

La problemática merece especial atención y su impacto, generará consecuencias en todo el sexenio, para bien o para mal.

JOSÉ ANTONIO AGUAS CRUZ

DIR. GRAL DE SERVICIOS INTEGRALES DE PROTECCIÓN, S. C.