Roberto Desachy Severino Roberto Desachy Severino

Lla batalla de los ex gobernadores

3 de ellos llegaron al gobierno de Puebla y a otros cargos de importancia con las siglas del PRI, mientras que otro lo hizo con las del PAN, pero después de haber sido senador, diputado federal y local en el tricolor.

Hoy, Manuel Bartlett Díaz y Mario Marín Torres –el primero abiertamente y el otro de manera soterrada, escondido, taimado como ha sido siempre- están en las alforjas de AMLO y Morena, mientras Melquiades Morales y Rafael Moreno Valle respaldan al PAN con la coalición por Puebla al Frente:  Moreno Valle llama a votar por el PAN el 1 de julio

Bartlett Díaz fue secretario federal de Gobernación, Educación, senador y mandatario de Puebla en el PRI, pero, una vez que se le cerraron los espacios y los tecnócratas que predominan en el tricolor desde la década de los 90s quisieron jubilarlo, se fue con AMLO, que lo hizo senador –otra vez- y le regaló la diputación federal plurinominal para su sobrino, el inútil Rodrigo Abdala:  Manuel Bartlett VS René Bejarano; la lucha por la candidatura de Morena en Puebla capital

Melquiades Morales Flores es embajador de México en Costa Rica y su partido, el PRI, lo hizo senador (2 veces), dirigente estatal y muchos otros cargos. Hoy, quizás él siga siendo priísta, pero se desentendió de su grupo político hace años y, por lo mismo, muchos de sus ex allegados hoy van con el morenovallismo y el PAN con la coalición Puebla al Frente:  Con un Mario Marín selectivo y Melquiades Morales ausente; los ex gobernadores priístas dan la espalda a su partido

MARIO MARÍN: SIEMPRE TORTUOSO, ELUCUBRADOR Y…TRAIDOR

El peor gobernador en la historia reciente de Puebla, Mario Marín Torres, el “Góber Precioso”, fue presidente municipal de la capital, dirigente del partido y siempre se autopostula como precandidato a senador…aunque su psique tortuosa, elucubradora y traidora lo llevó en esta elección concurrente del 2018 a apoyar a algunos, pocos, candidatos del PRI y mucho más a los de Morena.

José Juan Espinosa, Nancy de la Sierra, Luis Alberto Arriaga, Francisco Ramos, Emilio Maurer, etc son solamente algunos de los ex colaboradores de Mario Marín que hoy son candidatos y/o seguidores de Morena:  AMLO insiste con ex priístas…también en Tehuacán

Pero, siempre proclive a la traición, acostumbrado a jugar con cartas marcadas, Mario Marín también le metió mano al PRI y lanzó a algunos de sus aspirantes, como Guillermo Deloya, Xitlalic Ceja, Juan Carlos Lastiri, quienes no pueden negar –y no lo han hecho –su cercanía con el “Góber Precioso”.

Finalmente, Rafael Moreno Valle ha sido más que cuidadoso con la elección de Puebla y, por lo mismo, en su agenda predominan los eventos fuera de la entidad. Pero se convirtió en un activo importante del PAN a nivel nacional y es lógica e innegable la importancia que para él y su grupo tendrían el mantener el gobierno de la entidad.

Así que la mesa está más que servida, la elección concurrente de Puebla 2018 es la batalla de los ex gobernadores:  Imparable, el éxodo de priístas a Morena