Credibilidad y legitimidad, lo que se juega Morena en Puebla con su proceso interno

Rossi A. G. 

Cruenta, sin tregua y a veces hasta cruel fue la guerra entre los precandidatos de Morena a la gubernatura, Luis Miguel Barbosa Huerta y Alejandro Armenta Mier, sabedores –ambos- de que quien gane la contienda interna será, muy seguramente, el próximo gobernador de Puebla: Senadores a favor de un proceso incluyente en la elección de candidato de Morena: Salomón Jara

Con los dirigentes nacional y estatal de Morena, Yeidckol Polevnsky y Gabriel Biestro, abiertamente parcializados hacia Barbosa Huerta, Alejandro Armenta obtuvo el respaldo de Ricardo Monreal para exigir un mínimo de juego limpio al interior del partido y amagar con realizar una “encuesta espejo”, con el claro objetivo de amarrarle las manos a Yeidckol en el trabajo de opinión que, presuntamente, definirá al representante del partido en los comicios extraordinarios de junio: La senadora Lucía Meza habla de que los senadores promoverán encuesta espejo para evitar dados cargados

Porque los estudios demoscópicos son de quienes los pagan y resulta lógico prever que la presidenta nacional morenista puede manipular, interpretar o tergiversar los resultados del sondeo con que designará al contendiente de su partido, con tal de vencer a Ricardo Monreal y tener –en Luis Miguel Barbosa Huerta – a un gobernador de Puebla aliado de sus aspiraciones presidenciales muy adelantadas del 2024.

Desde que la dirección nacional anunció que, en lugar de una elección interna abierta, Morena elegiría a su contendiente a través de una encuesta que la propia dirigencia (léase Yeidckol Polevnsky) llevará a cabo, quedó más que clara la posibilidad de un juego sucio…en detrimento de la credibilidad y legitimidad no solamente de Morena, sino del propio presidente AMLO: Por medio de encuesta Morena seleccionará a su candidato a la gubernatura

UNA ENCUESTA CREÍBLE, EL RETO DEL MORENISMO

Desprestigiados, rechazados por la gran mayoría de los electores y sin liderazgos nacionales ni precandidatos fuertes, el PRI y PAN –juntos- no llegarían ni al 30 por ciento de los votos de los poblanos y mucho menos podrían impedir lo que se ve como un inminente triunfo de Morena en la elección extraordinaria de Puebla.

Ello implica que, ponga a quien ponga como candidato al gobierno, el partido de AMLO ganará la entidad el próximo 2 de junio sin problema alguno. Pero presentar un trabajo demoscópico a modo, manipulado a favor de alguno de los candidatos o en contra de otro le generará al partido y al próximo gobernador un grave problema de falta de legitimidad y credibilidad: Morena Puebla arde…se dan con todo Luis Miguel Barbosa y Alejandro Armenta

En política y en la vida no hay victorias ni derrotas eternas y el propio Andrés Manuel López Obrador tendría que ser el 1ro en saberlo, luego de perder la gubernatura de Tabasco y 2 elecciones presidenciales para después ganar la jefatura del gobierno de la Ciudad de México y la propia titularidad del Ejecutivo federal.

Por lo mismo, el mismo AMLO debería ser el 1er interesado en que todos los candidatos de Morena surjan de procesos internos no solamente legales, sino también legítimos y legitimadores. Y, hasta ahora, ni Yeidckol ni Biestro le han ayudado en nada: Polevnsky: Barbosa repetirá como candidato en Puebla

   Gabriel Biestro Medinilla

BARBOSA ES EL MÁS POPULAR, PERO EL DE MAYOR RENTABILIDAD ELECTORAL ES ARMENTA: EL FINANCIERO

Uno de los pocos trabajos demoscópicos rescatables de la ya exhibida guerra de encuestas suscitada entre los diferentes precandidatos de Morena a la gubernatura fue la publicada el lunes 4 de este mes por El Financiero: Morena aventaja rumbo a elecciones extraordinarias en Puebla

Los resultados de este estudio de opinión pública son lógicos, congruentes con los publicados al inicio de la contienda interna de Morena y, sobre todo, con la imagen de los diversos contendientes ante la ciudadanía, ya que confirma que Luis Miguel Barbosa es el más conocido de los precandidatos de Morena…pero que Alejandro Armenta es el de mayor rentabilidad electoral.

   Miguel Barbosa Huerta

De acuerdo a esta encuesta –una de las pocas que podemos asegurar que no fue pagada por ninguno de los aspirantes morenistas- Luis Miguel Barbosa es el más conocido con el 76 por ciento de posicionamiento, pero su saldo de negativos y positivos es de – 2%, mientras que a Armenta Mier lo conoce el 45 por ciento de la gente y su balance de imagen es de + 6. Nancy de la Sierra ni siquiera fue medida.

    Alejandro Armenta

El Financiero asevera que Armenta Mier lleva el 57% de la preferencia efectiva y Barbosa Huerta aparece abajo con el 52 por ciento, por ello, “atrae menos apoyo a Morena” que su correligionario: Continúan las actividades de los precandidatos de Morena a la gubernatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías