Policías violadores…cuando la degradación varonil se impone a las pruebas de confianza y a las acciones de gobierno

Roberto Desachy Severino

Uno de los rubros que más ha trabajado, priorizado la presidenta municipal de Puebla capital, Claudia Rivera Vivanco, es la seguridad pública, como se comprometió a hacer desde su campaña, ya que lo mismo pone botones de pánico, entrega equipos para los policías y sostiene reuniones periódicas y continuas con su gabinete y con el propio gobierno estatal para hablar del tema.

 

Claudia Rivera Vivanco

Así, apenas el pasado 30 de enero, Rivera Vivanco dignificó la labor de la Policía Municipal al otorgarles equipo, estímulos económicos y reconocimientos por el buen desempeño de más de 280 elementos: Claudia Rivera entrega reconocimientos a policías destacados, equipos y encabeza graduación de 17 cadetes

Además, tanto la alcaldesa como su titular de Seguridad Pública, María de Lourdes Rosales Martínez son permanentes asistentes a las reuniones organizadas por los ex gobernadores Tony Gali Fayad y Jesús Rodríguez Almeida, además del mandatario interino, Guillermo Pacheco Pulido, para hablar del tema y elaborar estrategias de trabajo conjunto: Pacheco encabeza primera reunión de seguridad como gobernador interino

Desde el 2012 los elementos de la policía municipal de Puebla capital realizan sus pruebas de confianza y, quienes las reprueban, son dados de baja de manera inmediata: Policía Municipal de Puebla, primera en la entidad en aplicar prueba de confianza a todos sus elementos

UN HECHO AISLADO, UTILIZADO PARA GOLPEAR POLÍTICAMENTE A LA PRESIDENTA MUNICIPAL

Sin embargo, el mismo 30 de enero, un ex policía municipal violó a una mujer al aprovecharse de que la encontró a ella y a sus amigos con bebidas embriagantes en un área pública –zona de Los Fuertes-, ya que, con el pretexto de “arreglarse” para no ponerles una infracción o detenerlos, la separó de sus compañeros y la ultrajó.

En lugar de tratar de negar o minimizar el hecho o, incluso, de encubrir al perpetrador, la edilesa Rivera Vivanco reaccionó de manera correcta al ordenar proceder en su contra y apoyar a la víctima y a su familia: No quedará impune el delito cometido por policías: Claudia Rivera (vídeo)

Así, mientras más de 280 agentes fueron reconocidos por su buen desempeño y uno solo cometió dicho delito muy grave que – esperemos- lo lleve a la cárcel durante mucho tiempo, la realidad es que únicamente hace falta que algún policía, funcionario y/o personaje público cometa un delito o sea exhibido, para que toda la corporación o la institución sea descalificada, denostada y golpeada políticamente.

Y el llamado “fuego amigo”, los ataques contra Rivera Vivanco han sido permanentes desde que inició su gestión, debido a su determinación de no someterse a ningún grupo o personaje político y a que –por obvias razones- al interior y exterior de Morena es vista como alguien con un promisorio futuro que pone a temblar a más de un morenista.

Es el precio de ser una mujer destacada y de presidir la cuarta ciudad más poblada del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías