Explican en la IBERO por qué a la depresión se le conoce como ‘perro negro’

Rossi A. G. 

Tres de cada 10 personas padecen depresión en algún momento, explicó la Dra. Viviana Demichelis, académica del Departamento de Psicología de la IBERO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describió a la depresión como un ‘perro negro’ que cuando aparece en la vida de las personas detiene el tiempo y las actividades que normalmente provocaban placer dejan de interesar. Además, arruina el apetito, mastica la memoria y la habilidad para concentrarse.

El ‘perro negro’ tiene la capacidad de llevarse el amor del individuo; de volverlo irritable y hacer difícil para los demás estar a su lado. Disfruta despertar pensamientos repetitivos y negativos.

Tener en la vida a un ‘perro negro’ no se trata de estar un poco abatido o triste, sino de sentirte totalmente desprovisto o vacío de sentimientos, así lo explica un video de la OMS en el que se describe la depresión.

La Dra. Viviana Demichelis, académica del Departamento de Psicología de la IBERO, explicó que este trastorno se describe de esta manera porque ‘muerde y ensombrece’. Añadió que esta metáfora ayuda a externalizar el problema, a decir: “Yo no soy la depresión, estoy lidiando con ella, lucho en contra de ella”.

Durante el taller ‘Yo tenía un perro negro. ¿Qué es la depresión?’, organizado por el Centro de Atención Universitaria (CAEU), la psicoterapeuta señaló que los criterios para identificar la depresión son: humor deprimido, interés o placer disminuido, pérdida o aumento de peso, insomnio o hipersomnia, agitación o enlentecimiento psicomotor, fatiga, falta de energía, sentimientos de minusvalía o culpa, dificultad para pensar, concentrarse o tomar decisiones, pensamiento de muerte o intentos de suicidio.

Sin embargo, para determinar que una persona está deprimida el elemento principal o eje es el estado de tristeza o placer disminuido durante dos semanas consecutivas, además de otros cuatro de los criterios antes mencionados; pero es suficiente que se detecten tres o cuatro síntomas para recibir atención especializada.

La académica explicó que tanto la terapia como el apoyo psiquiátrico son recursos importantes para atender este problema, aunque dependerá de cada persona. Asimismo, aconsejó acercarse a la red de apoyo inmediata, es decir, la familia nuclear: mama, papa hermanos; amigos o la pareja. “Para cada individuo puede ser diferente, pero es importante acercarse a las personas más íntimas”, señaló la maestra en Orientación Psicológica por la Boston University.

De acuerdo con la especialista, tres de cada diez personas padecen en algún momento depresión, que sólo es superada por la ansiedad y los trastornos por uso de sustancias y dependencias.

“La depresión no es culpa de nada ni nadie en específico. Hay muchos factores personales, familiares, sociales, genéticos y biológicos que tienen que ver en su aparición”, dijo Demichelis.

A nivel mundial, más de 350 millones de personas viven con depresión. Su desarrollo entre la población global aumentó 18% entre 2005 y 2015, según la OMS, organismo que prevé que dentro de dos años este trastorno será la primera causa de discapacidad en países en vías de desarrollo como México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías