Nueva caravana dará claridad sobre la política migratoria de AMLO: PRAMI.

STAFF/AEH.

· La coordinadora del Programa de Asuntos Migratorios, Mtra. Mariana Zaragoza, afirma que el plan de desarrollo firmado por nuestro gobierno y autoridades centroamericanas está mal enfocado

· Esta unidad académica de la IBERO iniciará una campaña de hospitalidad y continuará emitiendo recomendaciones sobre el fenómeno migratorio

La política migratoria del gobierno de Andrés Manuel López Obrador sólo podrá conocerse con claridad una vez que la nueva caravana migrante de hondureños llegue a México, afirmó la coordinadora del Programa de Asuntos Migratorios (PRAMI) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

La noche del lunes 14 de enero, salió de San Pedro Sula, Honduras, un contingente que tiene como destino a Estados Unidos. El presidente de México aseguró que serán recibidos con respeto y acompañamiento para garantizar que no haya violaciones a sus derechos.

“El año pasado (octubre 2018), hubo caravanas en un contexto en el que prácticamente no teníamos gobierno y en donde la sociedad civil se encargó de dar respuesta a la situación. Sin embargo, ahora hay una nueva administración y lo que pase en estos días nos dará la claridad sobre la política migratoria que se llevará a cabo durante el sexenio”, añadió la investigadora.

El reto de las autoridades mexicanas iniciará a partir de la llegada de las personas migrantes a territorio nacional, pues podría haber un enfoque de criminalización o quizá más humanitario. Esta primera prueba mostrará el cariz de nuestras autoridades frente al fenómeno migratorio.

Lo que adelantó fue que el actual gobierno aborda el reto con un enfoque interdisciplinar, pues el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) convocó a la sociedad civil para buscar respuestas a la migración, pues entiende que es un tema que se debe abordar desde diferentes áreas y de forma transversal.

Respecto a la firma del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica que se realizó en el marco de la toma de protesta de AMLO, el 1 de diciembre, en donde Jimmy Morales Cabrera, presidente de Guatemala; Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras, y Óscar Ortiz Ascencio, vicepresidente de El Salvador, acordaron atender el fenómenos migratorio, el PRAMI aseguró no está de acuerdo que se aborde el tema desde un enfoque de desarrollo, ya que se trata de un tema más estructural, no sólo de dar alternativas de trabajo, sino de terminar con la violencia en los países expulsores.

“Tiene que ver con un enfoque se seguridad. Nos preocupa que no se entienda que las personas vienen huyendo de la violencia, situación que ha provocado muchos de los problemas en toda nuestra región”, expresó Zaragoza.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estima que cada año más de 450 mil personas, principalmente centroamericanas, cruzan por México para llegar a la Unión Americana. La académica destacó que los cientos de hombres, mujeres, niñas y niños que viajan en grupo encontraron en las caravanas una forma de cuidarse mientras están en tránsito.

De acuerdo con el último informe de la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (REDODEM), ‘El Estado Indolente: recuento de la violencia en las rutas migratorias y perfiles de movilidad en México’, el 68.85% de los migrantes consultados señaló que tanto los factores económicos como la falta de oportunidades de un empleo digno los orillaron a abandonar su país; mientras que el 11.01% aseguró que fue por la violencia y la persecución del crimen organizado, sobre todo en la zona norte de Centroamérica. El 2.87% contestó que por factores familiares.

En ese sentido, la coordinadora del PRAMI denunció que los gobiernos centroamericanos no están haciendo nada por proteger a su población, pues entre las causas de expulsión obligada están la violencia, la miseria y la pobreza.

“Es importante dar responsabilidad a los gobiernos de Centroamérica, así como mirar lo que está pasando en estos países. Y que no haya criminalización de las personas que huyen de esa situación, sino de los gobiernos que no están haciendo nada por darles opciones de una vida digna. Creemos que esto no se está mirando, sólo se ve el efecto y no a las personas que están huyendo”, enfatizó.

En este contexto, el Programa de Asuntos Migratorios realiza incidencia en el tema y recomendaciones sobre las diferentes etapas de la caravana. En breve, iniciará una campaña de hospitalidad para invitar a las personas a apoyar a los integrantes de este movimiento.

Valentina González/ICM

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías