Niega Herrera Serrallonga que se haya roto la cadena de custodia en paquetes electorales

Jorge Barrientos

El Consejero presidente del Instituto Electoral del Estado (IEE), Jacinto Herrera Serrallonga, negó categóricamente los dichos realizados por el magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) José Luis Vargas Valdés, por lo que dijo que el lugar que se utilizó como bodega para resguardar la paquetería de la elección del pasado primero de julio.

Asimismo, comentó que incluso ya solicitó una audiencia con el magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, José Luis Vargas, quien propone la anulación de la votación en la entidad para elegir gobernador.

“Este instituto siempre ha actuado en apego a los principios rectores. El resguardo de los paquetes electorales de todas las elecciones se efectuó de acuerdo a la normatividad aplicada”.

“Respecto de las condiciones de la bodega central del Instituto, es oportuno indicar que en la misma se han resguardado los paquetes electorales desde 1998, es decir, en dicho sitio se ha almacenado la paquetería electoral de 8 elecciones ordinarias y 6 elecciones extraordinarias, sin que exista en todo ese tiempo ningún antecedente de incursión no autorizada a dicho espacio”, dijo Jacinto Herrera.

Incluso, dijo que nunca estuvieron abandonados o en posesión de personas no autorizadas los paquetes electorales y, por lo tanto, no existió ninguna manipulación de su contenido”.

También se debe precisar que el área destinada para el confinamiento de los paquetes electorales cuenta con un solo acceso habilitado, que en todo momento estuvo resguardado, permitiendo sólo la entrada de los funcionarios electorales autorizados para ello.

Por eso, estamos en condiciones de aseverar que dicho espacio no cuenta con entradas adicionales, ya que los supuestos accesos que refiere el proyecto se encuentran inhabilitados desde hace veinte años.

En las diversas diligencias de concentración de los paquetes electorales, los partidos políticos fueron debidamente notificados de las fechas y horas en que cada uno de los paquetes que estaban en los organismos transitorios iban a ser traslados a la bodega central. Los representantes de los partidos conocían las instalaciones y tuvieron en todo momento la oportunidad de acompañar los traslados o asistir a la bodega para verificar el estado en que se encontraban.

En lo relativo a la valoración de la bitácora que da cuenta de la apertura y cierre de la bodega, así como de las personas que participaron en dichas diligencias, se evidencia en el documento dado a conocer el pasado domingo que el formato de la misma no cumplió con las expectativas del Magistrado Ponente.

Debe precisarse que no existe un formato de bitácora previamente establecido para ello, y que ese documento nunca ha sido tachado de falso por las personas que lo signaron, razón por la cual no hay elementos objetivos para dudar de su autenticidad, así como que el mismo no se llenó de manera diaria.

Más aún, si tenemos en cuenta que posterior a la jornada electoral se atendieron 115 requerimientos de información documental emitidos por el Tribunal Electoral del Estado, 11 emitidos por la FEPADEP, 2 recibidos de la FEPADE, uno de la Sala Regional Ciudad de México, y otro más del Instituto Nacional Electoral; lo que llevó a esta autoridad a desahogar 50 diligencias de apertura de esa bodega en 47 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías