La defensa de Seattle logró frenar a Rodgers y se llevó la victoria

NACIÓN DEPORTES

El partido del Thursday Night Football enfrentaba a dos equipos que no tenían una marca ganadora y necesitaban una victoria urgente si querían seguir en la lucha para la postemporada.

Green Bay visitaba a los Seahawks y parecía que el equipo de casa tendría la ventaja porque Aaron Rodgers y los Packers no habían ganado en Seattle desde el 2008.

Los Seahawks tuvieron un muy mal inicio en el encuentro después de que en la primera jugada su RB Carson hiciera un fumble que recuperaban los Packers para quedar en excelente terreno de juego.

Aaron Jones abrió el marcador con un acarreo de 15 yardas que terminó en la zona prometida.

Los Seahawks se tardaron en encontrar su ritmo y solo lograban 3 puntos, a los cuales tendrían una respuesta directa e inmediata de Aaron Rodgers.

El QB de Green Bay hizo lo que ama hacer y demostró porque es el mariscal de campo que más lanza el balón con un pase de 59 yardas a Tonyan.

El receptor logró el primer TD de su carrera.

Russell Wilson y los Seahawks no querían dejar que la distancia fuera mayor y por fin despertaron en los últimos minutos del primer cuarto del partido.

El QB de Seattle encontró a Baldwin en las diagonales para acortar el marcador.

La defensa de casa quería defender su estadio y logró cerrarse en un momento crucial del encuentro para que su ofensiva tomara la delantera por primera vez en el partido con un acarreo de una yarda de parte de Carson.

Rodgers quiere llevar a su equipo a playoffs y por ello no dejaría que el partido se le fuera de las manos y minutos antes del descanso, volvió a tomar la ventaja.

Con un pase a su corredor Jones se iban arriba en el marcador de nuevo. Los equipos se iban 21-17 al descanso.

En el segundo tiempo, las defensivas lograron imponerse para ambos equipos. Iban 4 series y en las cuatro tuvieron que entrar los pateadores de despeje.

Terminó el 3er cuarto y seguían sin llegar los puntos, Seattle alcanzó a mover más el balón pero nunca a una zona para lograr sumar al marcador.

El empezar los últimos 15 minutos, el marcador seguía 21-17 a favor de Green Bay.

Rodgers volvió a hacerla y puso un pase perfecto de 57 yardas a su receptor favorito Davante Adams, pero solo lograron acercarse para un gol de campo de la mano de Mason Crosby.

¡Seattle despertó! Wilson también tiene potencia en su brazo y lo demostró al contestar con un TD para Dickens que les daba la ventaja por segunda vez en el partido.

Aaron Rodgers no pudo sacar el partido con su magia y cayó ante los Seattle Seahawks, cada vez es menor su oportunidad de pasar a playoffs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías