¿Cómo tener ganado resistente a parásitos?

Staff/BMR

Investigadora del INTA-Argentina comparte con académicos de la Institución alternativas desarrolladas en esta área
La contaminación parasitaria es uno de los principales problemas de la producción ganadera. Por ello, 11 países latinoamericanos, entre ellos México, forman parte de un proyecto colectivo para desarrollar ganado ovino resistente a parásitos gastrointestinales. En el caso de Argentina, ya se obtuvieron más de mil ovejas resistentes fenotípicamente y se busca el gen que codifica esta característica.

Para replicar este esfuerzo en el país, Bibiana Cetrá, investigadora del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en Argentina, comparte con académicos de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP sus conocimientos en el área, nuevas técnicas y metodologías que lleven a la meta propuesta.

“Tenemos experiencia de más de 10 años de trabajo. Por eso, intentamos apoyar a los países que recientemente inician en el tema, para que los resultados sean más rápidos y se tengan rebaños más resistentes”.

¿Por qué tener animales resistentes a parásitos? “Los antiparasitarios ya no sirven, por ende los parásitos tienen resistencia. Ante ello, debemos buscar alternativas de control para esta problemática, la cual causa en promedio pérdidas de dos dólares por animal enfermo y de 100 dólares en caso de reposición”. Además, el uso de antiparasitarios contamina la carne y el medio ambiente.

Entonces, al tener ovinos menos proclives a las infecciones, se reducirán las tasas de contaminación en las pasturas. “No podemos dejar que las ovejas se mueran o se tenga un ambiente no propicio con tantos químicos suministrados a los animales. Por eso, nosotros tenemos que ayudar a mejorar esta producción”, insistió la investigadora del INTA.

Como parte de su estancia en la Institución, la especialista en parasitología indicó que algunas alternativas de control son tener animales resistentes, buscar vegetales con principios antiparasitarios y usar hongos Duddingtonia flagrans, un enemigo natural de las larvas de nematodos gastrointestinales. “Al estar en contacto con las larvas y huevos de los parásitos en la materia fecal de los animales, estos hongos los atrapan y matan, disminuyendo así la cantidad de parásitos en el medio ambiente”, detalló.

De igual manera, la doctora Bibiana Cetrá conoció el trabajo del grupo de investigación de la BUAP y las fincas afiliadas a este proyecto, en las cuales los académicos de la Facultad de Ciencias Biológicas intervienen en la atención desparasitaria y de mejora genética de los ovinos. Asimismo, participó como ponente en el Seminario “Diagnóstico y control de parásitos gastrointestinales en rumiantes”, realizado en el auditorio de esta unidad académica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías