Herrera y Tecatito marcan en la goleada al Lokomotiv

MARCA Claro

El Porto tiene pie y medio en la segunda ronda de la Champions al vencer 4-1 al Lokomotiv de Moscú. Héctor Herrera fue la figura de la primera parte, marcando el primero y asistiendo el segundo, mientras que Jesús Manuel Corona aprovechó un error garrafal de Guilherme para sentenciar el partido en la segunda parte.

Y cuando todo parecía que iba a terminar con el mismo marcadocon el que los Dragones ganaron en Moscú, Otavio cerró la cuenta con un golazo. Los rusos se jugaban la vida en Do Dragao y no habían pasado 120 segundos y ya estaban abajo en el marcador.

Maxi Pereira dio un pase que dejó fuera de la jugada a tres defensas, Guilherme salió a destiempo permitiendo que Marega mandara el balón al centro donde Héctor Herrera, con gran olfato, siguió la jugada e hizo lo más fácil: marcar con la puerta abierta.

Salvo par de jugada de Aleksei Miranchuk, el Lokomotiv fue superado ampliamente por el campeón de Portugal en los primeros 45 minutos. Tecatito Corona y Brahimi se cansaron de llegar una y otra vez por las bandas, aunque no pudieron ampliar la ventaja al fallar en el último toque, además de una jugada por ahí en la que el mexicano reclamó un penalti.

Herrera devolvió el favor a Marega para el segundo. De cucharita, el mexicano clareó a la defensa y el delantero llegó solo al área para definir entre las piernas de Guilherme. Pintaba para trámite la segunda parte, pero se vivió una revolución rusa comandada por Gonzalo Farfán.

El peruano entró al descanso y fue la bujía para los rusos, generando ocasiones de peligro y marcando en un córner para sembrar el miedo a media hora del final y bien se pudo dar el empate en una falta de Marega que Massa no marcó como penalti.

El buen momento del Lokomotiv fue cortado de tajo por un error de Guilherme.

El portero despejó mal en una salida, quizás afectado por la tormenta que cayó con más fuerza en la segunda parte.

Lluvia o no, pero el portero le regaló el balón a los portugueses, Tecatito recibió en el borde del área y enganchó para marcar el 3-1. Golpe mortal para el Lokomotiv, que poco más intentó en la recta final y en la compensación apareció Otavio, con un derechazo al ángulo para cerrar la cuenta y dejar al Porto a un punto de la segunda ronda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías